Cataluña - Política

Iceta: «No creo que haya llegado la hora de cambiar de líder»

Se abre a pactar con Parlon, pero tras las primarias a la dirección del PSC

Iceta, ayer, durante la presentación de su candidatura
Iceta, ayer, durante la presentación de su candidatura - ORIOL CAMPUZANO

El líder del PSC, Miquel Iceta,se abrió ayer a pactar con la ‘número 2’ del partido, Núria Parlon, en una dirección coral de los socialistas tras las primarias del 15 de octubre, pero dejó claras sus aspiraciones a seguir siendo el primer secretario. Lo hizo ayer durante la presentación de su candidatura ante unos 300 dirigentes y militantes socialistas, entre los que habían el expresidente de la Generalitat, José Montilla, o el exalcalde de Barcelona, Jordi Hereu.

Iceta, que esgrimió su experiencia y trayectoria, defendió que no cree que haya llegado la hora de cambiar al primer secretario del PSC, y que el partido «no se puede permitir en estos momentos que su líder no esté encabezando el grupo en el Parlament», dos tareas que ahora ejerce él.

En esta línea, apuntó que «estaba decidido a compartir el liderazgo, a estimular la pluralidad, a formar una dirección coral, pero no creo que haya llegado la hora de cambiar al líder». Iceta se definió como un hombre pactista y ha apuntado a las muchas voces dentro del partido que desean un pacto con Parlon, según Efe.

Además, destacó que la ‘número 2’ del PSC pide, legítimamente, votar antes de pactar para poder sustituirle como primer secretario y para eso son necesarias unas primarias, un instrumento que defiende como el más democrático pero sin perder nunca las bases fundacionales: «Yo soy más de reconstruir que de refundar».

Por otro lado, admitió que entre él y Parlon no existen grandes diferencias de proyecto y que el principal escollo es que ambos quieren la primera secretaría, lo que sólo puede dirimirse en las urnas.«Necesitamos cambios suaves tranquilos y consensuados porque cuando hemos tenido cambios repentinos hemos sufrido», añadió.

Objetivos por cumplir

Iceta quiere seguir encabezando el PSC porque todavía no ha culminado los objetivos con los que cogió las riendas del partido: renovarlo -asegura que ha avanzado mucho en este sentido pero quiere un mayor cambio organizativo-, estabilizarlo, clarificar el mensaje y recuperar el papel relevante de los socialistas catalanes en el PSOE.

«A lo largo de estos dos años hemos intentado solucionar, y creo que lo hemos logrado, lo más urgente: dejar atrás la crisis interna más profunda desde 1980», explicó, al tiempo que destacó que ahora lo que importa es recuperar a autoestima y el orgullo socialista.

El proyecto que propone Iceta, defiende, tiene corazón socialista, cerebro socialdemócrata y espíritu de libertad, en el que la discrepancia no penalice, sino que se potencie para enriquecer los debates. A Iceta también lo apoyaron el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell, Manuela de Madre o Àngel Ros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios