Protesta a favor del referéndum
Protesta a favor del referéndum - MIQUEL LLOP

La Generalitat pide observadores internacionales para el 1-O de cualquier nacionalidad excepto la española

La Sindicatura Electoral no asumirá los gastos de viaje, alojamiento ni relacionados con el desarrollo del seguimiento electoral

BARCELONAActualizado:

El Gobierno de la Generalitat ha hecho un llamamiento a través de la página web del referéndum para que tanto observadores como visitantes internacionales supervisen la jornada de votación el próximo 1 de octubre. Entre otros requisitos para realizar trabajos de seguimiento, los candidatos no pueden ser españoles.

Según recuerda la página web, que ha sido replicada después de que su primera versión fuese cerrada por orden judicial, la ley del referéndum aprobada por el Parlament la pasada semana promueve la presencia de observadores electorales internacionales. Así, la Generalitat da la bienvenida a las organizaciones o personas que a título individual quieran formar parte en las tareas de observación del referéndum, siguiendo el procedimiento durante la jornada de votación, lo que la Generalitat entiende que «garantiza la calidad democrática» del mismo.

Los candidatos para ser elegidos tienen que rellenar una inscripción con distinta documentación antes del 25 de septiembre y además, deben ser mayores de edad y pueden ser de «cualquier nacionalidad» menos españoles, informa la web del referéndum.

El Govern pide que los candidatos se abstengan de realizar comentarios en las redes sociales relacionados con la consulta independentista. Al tiempo que informa que la Sindicatura Electoral del referéndum no asumirá los gastos de viaje, alojamiento ni relacionados con el desarrollo del seguimiento electoral.

Junto a la figura de observador, se invita a que el 1 de octubre haya visitantes internacionales, los cuales tampoco pueden ser de nacionalidad española, y que realizarán tareas de seguimiento, aunque de una manera menos intensiva y coordinada que los equipos de observadores. A los visitantes se les recomienda seguir en sus mensajes en redes sociales la línea marcada en el Código de Conducta.

En ambos casos la Generalitat seleccionará a los aspirantes basándose en su educación y su experiencia en misiones observación electoral, así como en actividad política o en la defensa y promoción de los Derechos Humanos.