Cataluña - Política

La Fiscalía pide 10 años de inhabilitación para Artur Mas por la consulta del 9-N

El ministerio pública solicita 9 años de inhabilitación para las exconsejeras Rigau y Ortega

La Fiscalía pide 10 años de inhabilitación para Artur Mas por la consulta del 9-N

La Fiscalía pide diez años de inhabilitación para el expresidente de la Generalitat Artur Mas y otros nueve años para las exconsejeras Irene Rigau y Joana Ortega, por prevaricación y desobediencia al Tribunal Constitucional (TC) en la consulta soberanista del 9N.

En su escrito de calificación, presentado hoy ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), los fiscales Francisco Bañeres y Emilio Sánchez Ulled acusan a los tres encausados de los delitos de desobediencia grave y de prevaricación, en el caso de Mas como autor y en el de las consejeras como cooperadoras necesarias.

Sin pena de cárcel

Por contra, tal y como avanzó en escritos anteriores, no les acusa del delito de malversación de fondos públicos, el único de los tres que acarrea penas de cárcel.

En principio, el ministerio público pide penas de diez y nueve años de inhabilitación por ambos delitos en concurso, pero, para el caso de que el TSJC decida aplicarlos por separado, propone como alternativa una pena de nueve años y medio de inhabilitación y multa de 36.000 euros para Mas y, para Ortega y Rigau, multa de 30.000 euros y ocho años de inhabilitación.

En su escrito, la Fiscalía argumenta que Mas, "auxiliado directamente por destacados miembros de su Gobierno" -entre los que incluye a las acusadas Rigau y Ortega y al exconsejero de Presidencia y ahora diputado del PDC Francesc Homs, que será juzgado por el Tribunal Supremo por su condición de aforado-, "articuló una estrategia de desafío completo y efectivo a la suspensión" de la consulta acordada por el Tribunal Constitucional a través de una providencia del 4 de noviembre. Mas, "amparado simplemente en su voluntad, que convirtió irrazonablemente en aparente fuente de normatividad, actuando con plena conciencia y voluntad, dejó de suspender oficialmente la convocatoria", señalan los fiscales. Además, prosiguen, "se concertó con el resto de acusados para disponer efectivamente, o dejar de truncar, la continuación de todas las actuaciones públicas de preparación" de la consulta.

Los fiscales también rechazan uno de los argumentos esgrimidos por los acusados, el de que la consulta fue ejecutada por voluntarios, y no por el gobierno de la Generalitat, tras su suspensión por el TC. En su escrito, Fiscalía sostiene que Mas y el resto de acusados "decidieron generar la apariencia de que las actuaciones administrativas públicas se paralizaban y el proceso quedaba exclusivamente en manos de ciudadanos voluntarios, cuando en realidad no era así".

Puigdemont: «su vergüenza es nuestra fortaleza»

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha sido uno de los primeros en reaccionar al escrito de acusación de la Fiscalía contra Mas, Rigau y Ortega. En un tuit, el presidente catalán ha afirmado: «Su vergüenza es nuestra fortaleza. No estáis solos: somos más los que preferimos las urnas a las polillas (en catalán, "arnes", lo que propicia un juego de palabras). Los que han apolillado la democracia».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios