El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont | Vídeo: El abogado de Puigdemont: "Si él cree que es conveniente 'petar' la cafetera a presión y dejarse detener, lo hará" - EFE

Sucesión de renuncias en JpC y ERC mientras Puigdemont descarta pedir permiso al TS para ir al Parlament

Los exconsellers Puig y Ponsatí formalizan su renuncia al escaño y Junts per Catalunya registrará hoy a sus sustitutos

La republicana Meritxell Serret también se retira del parlamento catalán

Paralelamente, la defensa del expresidente afirma que la posibilidad de pedir permiso al Supremo está «cada vez más lejos»

BARCELONAActualizado:

La sesión de investidura prevista para mañana en el Parlament de Cataluña ha obligado a Junts per Catalunya y ERC a apresurarse y «poner al día» sus bancadas con tal de asegurarse una mayoría independentistas en el pleno. En las últimas horas, los exconsejeros y diputados de Junts per Catalunya Clara Ponsatí y Lluís Puig han renunciado a su escaño en beneficio de dos nuevos electos que, a diferencia de ellos, no están huidos a Bélgica.

Por su parte, la exconsellera de Agricultura y diputada de ERC Meritxell Serret ha imitado el paso de sus compañeros en Bruselas renunciando a su escaño. A su vez, el exconseller y diputado republicano «fugado» Toni Comín sigue reteniendo su acta de diputado desde Bélgica.

Estos movimientos en los partidos independentistas para facilitar una eventual investidura de Puigdemont se suceden mientras el abogado del expresidente afirma que la posibilidad de pedir autorización al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena para que Puigdemont pueda asistir en el pleno de investidura -tal como pide el Tribunal Constitucional- está cada vez está «más lejos».

«No lo descartamos del todo, pero cada vez vemos más lejos esta posibilidad porque no queremos aceptar que la investidura del presidente de la Generalitat pueda estar sometida a una autorización judicial previa, es un escándalo, contrario a los más elementales principios del estado de derecho», ha resaltado el letrado en una entrevista radiofónica.

Sin embargo, Cuevillas ha señalado que la defensa del expresidente huido en Bélgica se «planteó» esa opción después de recibir la resolución del Constitucional, pero posteriormente empezaron a descartar esa salida. «Donde se ha visto que para el ejercicio de un derecho fundamental, una persona que, por muy imputada que esté, tiene toda la plenitud de sus derechos cívicos, se haya de someter a autorización judicial», ha argumentado el letrado.

Preguntado sobre si descarta que se presente a la investidura, prevista para este martes en el Parlament, Cuevillas afirmado que no lo ha descartado nunca, si bien ha considerado que la resolución del TC «altera el panorama» y dibuja un escenario «diferente». «Él hará lo que considere más conveniente para la causa que defiende. Si considera que es más conveniente quedarse fuera para mantener un relato se quedará fuera. Pero si él considera que puede ser más conveniente, para hacer petar la cafetera a presión, venir aquí y hacerse detener y encarcelar tiene la garantía para hacerlo», se ha limitado a explicar el abogado.

Renuncias y nuevos diputados en Junts per Catalunya y ERC

La renuncia al acta de diputado por Junts per Catalunya de los exconsejeros Ponsatí y Puig ha provocado que la formación del expresidente se apresure a realizar las gestiones para que sus sustitutos puedan participar en el pleno de investidura previsto para este martes. En los escaños de los exconsellers fugados a Bélgica estarán Sawla El Garbhi, de la lista de Barcelona, y Ferran Roquer, de la lista de Gerona.

Según han detallado hoy fuentes de la lista del expresidente cesado, esta mañana se ha «entrado» los escritos de renuncia de los exconsellers. Una vez presentados estos documentos, el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, certificará este paso. Por su parte, la petición de las credenciales de los nuevos diputados se solicitarán a las juntas electorales provinciales cuando Torrent certifique que ha recibido las renuncias, posteriormente se entrarán en el registro de la Cámara catalana y ya serán diputados en ejercicio.

Por su parte, la exconsejera de Agricultura Meritxell Serret también ha presentado su renuncia como diputada de ERC en el parlamento catalán.

Comín retira su petición para delegar el voto

El exconsejero de Salud y diputado de ERC, Antoni Comín, se ha unido también a los movimientos de sus compañeros en Bélgica. En su caso, ha retirado hoy la petición para delegar el voto en la republicana Marta Rovira que solicitó hace dos semanas. Con las renuncias al voto delegado de Comín y Puigdemont, el bloque independentista contará con dos votos menos en el pleno de investidura previsto para mañana.