La alcaldesa de BArcelona con el expresidente de la Generalitat
La alcaldesa de BArcelona con el expresidente de la Generalitat - EFE

CataluñaColau arremete contra Torra y le exige que se disculpe por sus comentarios «etnicistas» hacia los españoles

La alcaldesa de Barcelona advierte que el nuevo candidato a la presidencia no representa a los catalanes y pide capacidad de diálogo al nuevo Ejecutivo autonómico

BARCELONAActualizado:

Quim Torra, el nuevo candidato del independentismo a presidir la Generalitat ha empezado su andadura con mal pie. Pocos minutos después de conocerse el nombre definitivo del sustituto de Carles Puigdemont al frente de la Generalitat empezaron a inundar la red una serie de viejos tuits de Torra de alto voltaje identitario que no han gustado a buena parte de los catalanes.

Una de las primeras figuras políticas en hacer notar su incomodidad con la designación del hasta ahroa desconocido diputado de Junts per Catalunya -la formación creada por Puigdemont para las elecciones del 21D- fue la alcaldesa de Barcelona Ada Colau. La primera edil señaló ayer que Torra debería pedir disculpas por sus comentarios despectivos hacia los españoles en las redes sociales, algo que, a su juicio, le «invalida» para ser un President de todos los catalanes.

«No me representa y me ofende que hable de forma despectiva», ha subrayado Ada Colau en referencia a unos polémicos comentarios en Twitter en los que el futuro jefe del Ejecutivo catalán aseguraba, entre otras lindeces, cosas como que «vergüenza es una palabra que los españoles hace años que han eliminado de su vocabulario» o que «los españoles solo saben expoliar».

«El candidato de Puigdemont, no de Cataluña»

En declaraciones a 8tv, la alcaldesa de Barcelona aseveró que los posicionamientos de Torra sobre los españoles la ofenden. «Quim Torra es el mejor candidato para Puigdemont, pero no para Cataluña», le espetó al candidato. Finalmente, Colau recordó que la comunidad atraviesa un momento «difícil» y ha pedido que el nuevo President tenga capacidad de «diálogo y transversalidad», algo que no ve en Torra, representante del ala más dura del secesionismo.