La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con el expresidente Puigdemont
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con el expresidente Puigdemont - EFE

Ada Colau arremete contra los independentistas por vetar su «multiconsulta»

La alcaldesa también acusa a la compañía de Agbar de articular «una ofensiva jurídica brutal y una campaña publicitaria millonaria» en su contra

BARCELONAActualizado:

Ada Colau ve con impotencia como los pilares de su legislatura se desvanecen ante sus ojos. Ni tranvía ni multiconsulta para preguntar a los vecinos sobre cuestiones como la municipalización del servicio de agua. Acosada por sus propios fracasos, la alcaldesa ha descargado su frustración contra la oposición centrándose en los partidos independentistas.

«Es especialmente grave el caso del PDECat y la CUP porque llevan muchos años defendiendo un referéndum que no tenía garantías. La única explicación son los cálculos partidistas», ha apuntado hoy la primera edil en una entrevista con la emisora Rac-1 en la que ha dejado entrever que las relaciones entre los Comunes y los secesionistas no serán las mismas después del pleno municipal de ayer.

En este sentido, Colau ha asegurado «alucinar» con las contradicciones de los neoconvergentes en relación la «multiconsulta», que pretendía preguntar a los vecinos de Barcelona: «Llevan años defendiendo referéndums» y ha criticado que ahora se nieguen a apoyar su propuesta para impulsar la «democrácia directa» en la capital catalana.

Asimismo, la alcaldesa ha señalado que ve la mano de Agbar detrás del veto de la oposición a su propuesta de consulta. «Nos han hecho una ofensiva jurídica brutal y una campaña publicitaria millonaria en los medios porque para ellos (Agbar) era muy importante que no se hiciera la multiconsulta», ha señalado. Así las cosas, la primera edil ve la «mano negra» de la compañía de aguas de Barcelona detrás del enésimo fracaso de su Gobierno, que ayer demostró que sus 11 regidores (de 41) no son suficientes para gobernar la Ciudad Condal sin pactos ni alianzas estables.

«Un insulto a la inteligencia»

Esta mañana, Colau también ha salido en defensa de los autodenomincados Comités de Defensa de la República. En una entrevista con TV3, la alcaldesa ha criticado comparar sus acciones con el terrorismo: «Es un insulto a la inteligencia y un despropósito», ha apuntado. «Es un hecho gravísimo que se banalice el terrorismo y se utilice el código penal para reprimir al adversario político», ha asegurado antes de subrayar que en las calles de Cataluña «no hay violencia, hay protestas pacífica».