Torra y su esposa, ayer en el Parlament de Cataluña
Torra y su esposa, ayer en el Parlament de Cataluña - AFP

CataluñaAsí es Carola Miró, la esposa de Quim Torra

La esposa de Quim Torra también es una firme defensora del independentismo, que ayer no evitó los focos y se dejó fotografiar en el Parlament

BARCELONAActualizado:

Jordi Pujol, Pascual Maragall, José Montilla, Artur Mas y Carles Puigdemont. Los cinco anteriores presidentes de la Generalitat han sido todos hombres casados y padres de familia, condición que también tiene el nuevo jefe del Ejecutivo catalán, Quim Torra, que ayer compartió con su esposa, Carola Miró, el momento en el que fue investido en el Parlament de Cataluña.

Miró, de 53 años, se presentó en la Cámara catalana con una blusa rosa y unos pantalones beige de lino. También lucía un lazo amarillo en el pecho en recuerdo de los dirigentes independentistas presos. No en vano, la nueva «primera dama» de la Generalitat es una independentista convencida como su marido e incluso llegó a participar en las listas de «Reagrupament» en las elecciones autonómicas de 2010.

Una vez acabada la sesión de investidura, la esposa de Torra bajó de la tribuna de invitados deesde donde siguió el debate y se dirigió a su marido, que la abrazó e intercambiaron muestras de afectso ante las camaras. Los seguía de cerca la esposa del expresidente cesado Carles Puigdemont, Marcela Topor, que siguió la jornada también desde la tribuna pero con un estilismo más llamativo, vestida de azul eléctrico.

Torra y su hijas, desayunando antes de la investidura
Torra y su hijas, desayunando antes de la investidura - IMAGEN TV3

Poco se sabe de la esposa del flamante presidente de la Generalitat más allá de su profesión -es profesora en un centro privado de la zona alta de Barcelona- y que tiene tres hijos con Torra, dos chichas y un chico que viven en el hogar que la familia tiene en el barrio de Gracias de Barcelona, una zona acomodada, pero no exclusiva. Según han publicado algunos medios catalanes, a Carola le gusta el patchwork y viajar.

A pesar del perfil bajo que adoptan normalmente las esposas de los presidentes catalanes -con la excepción de la mujer de Jordi Pujol, Marta Ferrusola, que tenía una agenda pública digna de la mujer de un presidente estadounidense- Miró se prestó ayer a aparecer en Tv3 desayunando con su marido y sus hijos en el hogar familiar antes de que el candidato de Junts per Catalunya se desplazara en el Parlament para ser investido. Un primer guiño que puede quedarse en eso, o que puede derivar en la eclosión de un nuevo referente del independentismo, en esta ocasión, en forma de primera dama «republicana».