Cataluña - Política

La alcaldesa de Berga califica su detención de «ataque antidemocrático al pueblo catalán»

Venturós ha abandonado el juzgado a mediodía, cuatro horas después de su detención por no haber comparecido ante el juez

Venturís, con el puño levantado, a su salida de los juzgados
Venturís, con el puño levantado, a su salida de los juzgados - EFE

La alcaldesa de Berga, Marta Venturós (CUP), ha defendido este viernes ante el juez que mantuvo colgada la estelada en el Ayuntamiento durante dos citas electorales cumpliendo un «mandato popular».

Lo ha explicado junto a ella su abogado y diputado de la CUP en el Parlament, Benet Salellas, pasadas las 12 horas a la salida del juzgado de Berga, adonde los Mossos la han trasladado tras detenerla sobre las 7 por mandato judicial tras no haber comparecido a la cita judicial cuatro veces.

Venturós ha declarado a los periodistas que ha sufrido un ataque «absolutamente antidemocrático e insultante contra el pueblo catalán» y no sólo un ataque a las instituciones, por «el simple hecho de tener una bandera colgada en el Ayuntamiento».

La alcaldesa ha abandonado el juzgado hacia las 12.00 horas del mediodía, cuatro horas después de su detención por parte de los Mossos d'Esquadra por haber plantado en dos ocasiones al juez que la investiga por dos delitos electorales.

Arropada por su abogado, el diputado de la CUP Benet Salellas, Venturós ha abandonado los juzgados poco después de las 12.00 horas y ha sido recibida con aplausos por un centenar de personas que aguardaban en el exterior para mostrarle su apoyo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios