Francisco J. Riberas, durante su intervención en el encuentro del IEF
Francisco J. Riberas, durante su intervención en el encuentro del IEF

Riberas se estrena en el IEF reivindicando la empresa familiar frente a los populismos

El presidente ejecutivo de Gestmap asume la presidencia del Instituto de Empresa Familiar

BARCELONAActualizado:

El presidente ejecutivo de la multinacional Gestamp, Francisco J. Riberas, se ha estrenado como presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) reivindicando la empresa familiar española frente a los "nuevos populismos" que culpan a las empresas "de gran parte de los males de la sociedad".

El Instituto de la Empresa Familiar ha celebrado hoy en el auditorio de La Pedrera de Barcelona su reunión anual, en la cual Francisco J. Riberas ha sido elegido como presidente de las empresas familiares españolas en sustitución de Ignacio Osborne, del grupo de bodegas homónimo.

En su discurso, Riberas ha asegurado que es "muy necesario seguir trabajando a nivel autonómico, estatal y europeo para seguir reforzando el marco legal alrededor de la empresa familiar", y ha hecho una cerrada defensa del papel que juega la empresa familiar en la economía española, un modelo que "hay que cuidar y defender, y no atacar", ha subrayado.

En esta línea, Riberas ha afirmado que la crisis económica sufrida desde 2008 ha ocasionado graves problemas a muchas familias españolas y ha añadido que "se ha creado un clima propicio para que la demagogia y los nuevos populismos que hay culpen a las empresas de una gran parte de los males de la sociedad, y esto, en el contexto político actual, es peligroso", ha advertido.

Por ello, Riberas ha subrayado la importancia de trasladar a la sociedad el papel "clave" que han jugado las empresas familiares españolas durante la crisis, por su capacidad de crear y mantener empleo en España y por ser capaces de seguir invirtiendo "en un entorno de riesgo bastante elevado".

Dos años de mandato

A la reunión anual han asistido directivos como Juan Roig (Mercadona), Pablo Lara (Planeta), Marc Puig (Puig), Jorge Sendagorta (Sener), Antonio Gallardo (Almirall), Mar Raventós (Codorníu), Artur Carulla (Agrolimen), Simón Pedro Barceló (Barceló), Javier Godó (Grupo Godó) o Antonio Asensio (Grupo Zeta), entre otros.

En su intervención, Riberas, que tendrá por delante un mandato de dos años, también se ha comprometido a seguir ayudando a las empresas familiares para que sean capaces de resolver de la mejor manera problemas específicos como los derivados de la sucesión.

Riberas (Madrid, 1964) era hasta hoy uno de los tres vicepresidentes del Instituto de la Empresa Familiar. El presidente ejecutivo de Gestamp, que es el decimotercer presidente del IEF, también ha recordado en su discurso que esta entidad se fundó precisamente en Barcelona hace 26 años, y se ha comprometido a ser fiel con los objetivos fundacionales.

Riberas ha tenido palabras de agradecimiento para su predecesor, Ignacio Osborne, del que ha dicho que ha sido capaz de "salvaguardar la imagen de IEF en un momento especialmente convulso en nuestro país".

El Instituto de la Empresa Familiar, fundado 1992, es una organización sin ánimo de lucro, de ámbito estatal, que agrupa a un centenar de empresas familiares líderes en sus sectores de actividad, cuya facturación de forma agregada es equivalente al 17,5% del Producto Interior Bruto de España y dan empleo a 1,25 millones de trabajadores, según datos de esta organización.

El nuevo presidente de las empresas familiares españolas ha dicho que se propone "intentar agrandar el prestigio" del IEF y poner en valor "la importancia de las empresas familiares", un objetivo que está aún "lejos" de alcanzarse, ha opinado.

En este sentido, Riberas ha asegurado que de igual forma que las empresas emergentes -las llamadas "startups"- tienen hoy en día "tanto prestigio y reconocimiento social", las empresas familiares fueron en su día a su vez empresas incipientes que salieron adelante gracias al "éxito" de los empresarios que las promovieron.

"El Instituto, gracias a la importancia y la trayectoria de todas sus empresas asociadas, tiene una gran legitimidad moral para defender la imagen de la empresa familiar y de los empresarios familiares, mucho mayor que la de otras organizaciones", ha concluido Riberas.

Por otra parte, el nuevo presidente del IEF ha reivindicado el proceso de internacionalización de la empresa familiar española, aunque ha avisado que es un reto "difícil" y que debe plantearse "a largo plazo".

La reunión anual del Instituto de la Empresa Familiar ha culminado con una mesa redonda dedicada a la internacionalización en la cual han participado el presidente del Grupo Catalana Occidente, José María Serra; la adjunta a la presidencia del grupo Cosentino, Pilar Martínez-Cosentino, y el presidente del grupo Torrecid, Federico Michavila, informa Efe.