Los miembros del Comité, esta mañana
Los miembros del Comité, esta mañana - EUROPA PRESS

El Prat quiere más conexiones directas a Asia y Latinoamérica

El plan estratégico del aeropuerto barcelonés espera más rutas internacionales, ganar frecuencias y atraer a nuevos operadores

BARCELONAActualizado:

El Prat pone su mirada en Asia y Latinoamérica. El Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas de Barcelona (CDRA) apuesta por establecer conexiones directas con Tokio (Japón), México DF(México), Bangkok (Tailandia), Santiago de Chile (Chile) y Delhi (India), según el plan estratégico 2018-2019 de la infraestructura, que se ha desgranado hoy. Con él, el CDRA –integrado por la Generalitat, el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio de Barcelona y Aena espera impulsar el crecimiento de El Prat y las rutas intercontinentales.

Según estima el comité, unos 4,5 millones de pasajeros internacionales que pasan por El Prat todavía no ven satisfechas sus necesidades de vuelo, por lo que queda «mucho camino por recorrer». Entre las rutas, la más ansiada –unos 263.000 pasajeros la demandan– es la de Tokio, según ha destacado el secretario de Infraestructuras y Movilidad de la Generalitat y presidente del CDRA, Ricard Font, que ha avanzado también que la conexión con México –144.000 pasajeros de demanda– probablemente llegará este año.

Los responsables remarcaron que a pesar de que la oferta está incrementándose también es cierto que la demanda tampoco deja de crecer, por lo que la estrategia de El Prat pasa por conseguir nuevas rutas y desestacionarlas, aumentar frecuencias y atraer a nuevos operadores. Los estrenos de este año de Boston (Estados Unidos, ya en marcha) y Seúl (Corea del Sur, que se iniciará en agosto), así como el crecimiento de los servicios de las aerolíneas presentes con más frecuencias o aviones con más capacidad son un buen ejemplo de la línea a seguir.

El Prat, que cerró el año pasado con 47 millones de viajeros y un récord de 45 rutas intercontinentales, afronta sus próximos años con el reto de llegar a los 50 millones de pasajeros anuales. El tráfico intercontinental, que creció un 29% entre 2015 y 2017 –años entre los que se han incorporado 11 destinos–, supone a día de hoy 7,2 millones de pasajeros de los que 2,6 son directos. Fortalecer este tipo de trayectos es una de las prioridades para los próximos años.

Más oportunidades

El CDRA también destaca, como se ha puesto sobre la mesa, que hay que aprovechar las oportunidades que suponen la futura conexión del aeropuerto con el tren EVA –el AVE de bajo coste–, las nuevas terminales de cruceros del Puerto de Barcelona o que Barcelona sea la primera ciudad del mundo en organización de congresos para el crecimiento del aeropuerto.

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, resaltó por su parte la importancia de la colaboración público privada en esta historia de «éxito» y dejó claro que, en los próximos años, la competencia será entre ciudades. En ese escenario, Barcelona debe luchar por estar en la «Champions mundial de las ciudades más dinámicas», para lo cual será importante contar con el máximo de conexiones aéreas directas, sentenció.

Además, Gerardo Pisarello, primer teniente de alcalde de Barcelona, ha recordao la importancia de potenciar el aeropuerto catalán porque «queremos una ciudad conectada con el mundo, que sea un 'hub' mediterráneo en innovación tecnológica».