Cataluña - Economía

El CZF organiza una jornada de intercambio empresarial con la ciudad china de Shenzhen

El Consorcio señala las oportunidades que ofrece la urbe asiática, de 18 millones de habitantes

Jordi Cornet, en el centro, durante la celebración de las jornadas
Jordi Cornet, en el centro, durante la celebración de las jornadas - ABC

Representantes de unas 80 pequeñas y medianas empresas catalanas han participado hoy en una jornada sobre las oportunidades de inversión y de intercambio empresarial que presenta la ciudad china de Shenzhen para las empresas españolas, acto organizado por el Consorcio de la Zona Franca (CZFB), la empresa Puente China y la sociedad Invest in Shenzhen.

La jornada “Una franja, una ruta: Inversiones y oportunidades de negocio entre Shenzhen y Barcelona” ha contado con la presencia de Tang Heng, cónsul general de China en Barcelona, Jia Changshen, de Invest in Shenzhen, Liling Qi, presidenta de Puente China y de Jordi Cornet, delegado especial del Estado en el CZFB, así como de Josep González presidente de PIMEC y de Josep Manuel Basáñez, de Foment del Treball, entre otras personalidades.

Shenzhen es una de las cuatro ciudades más importantes de China, cuyo veloz desarrollo como zona especial económica se ha orientado para convertirla en una destacada Smart City y en el gran clúster internacional de China para las empresas tecnológicas, de investigación y desarrollo, y también para las industrias financieras y del ámbito cultural.

Esta joven urbe con cerca de 18 millones de personas -con una población cuyo promedio de edad son los 34 años-, cuenta con 46.000 empresas dedicadas a la inversión, aglutina la mitad de las empresas del comercio on-line de China y ha sido nominada como la mejor zona especial económica del mundo por su política a favor del emprendimiento empresarial y la innovación.

Jordi Cornet ha explicado que el Consorci cuenta con una antena comercial en Shenzhen desde septiembre de 2014 y está “al servicio de las empresas y de generar riqueza, porque pretendemos ayudar a las pimes a abrirse al mundo. Hemos hecho una apuesta de futuro por China por su gran fuerza como mercado y, colaborando con el ayuntamiento, el Estado, la Generalitat y las asociaciones empresariales, queremos construir un puente de entendimiento con China, recuperando la antigua ruta de la seda que tantos beneficios ha dado”.

Shenzhen es la puerta de entrada del mercado chino para muchos inversores globales y la jornada ha servido para detallar los incentivos que la administración china ofrece a las empresas extranjeras que se quieran ubicar allí, subvenciones que buscan la atracción de talento y que se instrumentan tanto para empresas como para empleados y emprendedores.

“China es la gran fábrica del mundo pero se está convirtiendo en el mercado del mundo y Shenzhen es la primera zona de experimentación económica para lograr ser el Silicon Valley de China”, ha comentado Jia Changsheng de Invest in Shenzhen.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios