Junqueras, ayer, durante su reunión con los sindicatos
Junqueras, ayer, durante su reunión con los sindicatos - EFE

El Gobiero catalán prevé aprobar a finales de mes unas cuentas con mil millones más de gasto social

La CUP se ha comprometido a que los presupuestos se puedan debatir en el Parlament

BARCELONAActualizado:

El gobierno catalán prevé aprobar «a finales de este mes» el proyecto de ley de presupuestos para 2017 que, previsiblemente, incluirá un aumento del gasto social que se situará en torno a los 1.000 millones de euros.

Esta tarde, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ha presentado a los principales sindicatos catalanes, CCOO y UGT, las líneas generales del proyecto de ley de presupuestos para 2017, que la CUP se ha comprometido a que se pueda tramitar en la Cámara catalana.

A la salida del encuentro, el secretario general de CCOO de Catalunya, Joan Carles Gallego, ha asegurado a los periodistas que los presupuestos prevén un incremento en el gasto social «de unos 1.000 millones de euros» a pesar de que la economía catalana crecerá este año por encima del 3 %, por lo que ha tildado el aumento de «insuficiente».

Por su parte, el secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès ha evitado cifrar el aumento del gasto social incluido en los presupuestos, aunque sí que ha confirmado que será «superior» al incluido en el proyecto de presupuestos presentado en mayo, que preveía 874 millones más para gasto social, y que no prosperó por el veto de la CUP.

En cualquier caso, Aragonès ha querido dejar claro que la cuantía final que se destinará a gasto social está en manos del Parlamento catalán, mientras que los sindicatos han denunciado que, en comparación con el año 2010, Cataluña destina actualmente unos 3.500 millones de euros menos a educación, salud y servicios sociales.

En cuanto al calendario de aprobación de los presupuestos, Aragonés ha asegurado que el Govern los entrará en el Parlament «a finales de mes», y en este sentido se baraja como más probable la fecha del 29 de noviembre.

Así pues, el ejecutivo catalán contempla que las cuentas puedan debatirse en la Cámara en diciembre y que «en enero o principios de febrero puedan aprobarse», ha dicho Aragonès, de forma que el Govern debería funcionar también con prórroga presupuestaria en el arranque de 2017