Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball
Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball - EFE

Foment aprueba suspender a Cecot como socio de la principal patronal catalana

El proceso independentista ha causado varios roces entre ambas patronales

BARCELONAActualizado:

La junta directiva de Foment del Treball aprobó este lunes la suspensión de la patronal Cecot como socia de la principal entidad empresarial catalana, una decisión que ahora debe ratificar la asamblea de la primera. La decisión fue explicada en un comunicado en el que Foment señalaba que su presidente, Joaquim Gay de Montellà, proponía que se votara la suspensión de Cecot solo durante el tiempo que le queda como presidente de la patronal, es decir, hasta finales de 2018.

La decisión propuesta por Gay de Montellà salió adelante con 26 votos a favor, 12 en contra y 8 abstenciones. La nota de Foment asegura que los motivos de suspender a Cecot como socio de Foment están relacionadas con cuestiones de «ámbito territorial, de competencias geográficas y de invasión de las funciones de Foment».

Aunque en la reunión celebrada el 8 de enero la junta directiva de Foment propuso la expulsión de la patronal de Terrassa Cecot y le dio quince días para defenderse su actuación, finalmente Gay de Montellà, decidió votar una suspensión como socio de Cecot limitada en el tiempo. La junta directiva de Foment del Treball analizó el documento que les hizo llegar el presidente de la patronal Cecot, Antoni Abad, con el que intentaba evitar la expulsión de la organización del Vallès.

Los roces entre Foment y Cecot han sido constantes en los últimos meses. Foment acusaba a Cecot de saltarse sus competencias y sus límites territoriales, y en la junta del pasado 8 de enero una mayoría de sus miembros optó por proponer la expulsión de la organización federada, aunque le dio unos días para defender su actuación antes de adoptar una decisión definitiva.

Los guiños de Cecot al independentismo

Uno de los elementos que han puesto en evidencia los desencuentros entre Foment y Cecot ha sido la denominada «Nit de L'Empresari». Esta cita empresarial ha sido utilizada por la patronal vallesana para marcar perfil propio a nivel político y precisamente en su última edición, celebrada en octubre, los asistentes ovacionaron largamente al expresidente cesado Carles Puigdemont, un gesto que fue interpretado como un respaldo del empresariado vallesano al proceso independentista.