Un momento de «Lo speziale»
Un momento de «Lo speziale» - JUDITH NAPJUS

El TNC y el Lliure apuestan por la lírica

Programan funciones de «Lo speziale» y «Daral Shaga»

BARCELONAActualizado:

El Gran Teatre del Liceu le han salido competidores. Al menos este fin de semana, cuando el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) y el Teatre Lliure presenten sendas óperas, un género que no es habitual en dichos escenarios. Esta noche se estrena en el TNC la comedia de Franz Joseph Haydn «Lo speziale» («El boticario»), obra que podrá verse en la Sala Grande en tres funciones y hasta el próximo sábado.

Este es un nuevo ejemplo del interés del director de Teatre Nacional, Xavier Albertí, por la lírica, ya que en las últimas temporadas la compañía ha estrenado óperas contemporáneas y ha rescatado zarzuelas. «Lo speziale», en una colaboración especial del TNC con la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC), cuenta con la dirección musical del holandés Jan Willem de Vriend -principal director invitado de la orquesta catalana- y con la dirección de escena de Eva Buchmann.

La obra, que cuenta con un libreto de Carlo Goldoni, fue estrenada como parte de los fastos inaugurales del palacio de Esterházy (Hungría) en 1768, y narra las aventuras del viejo boticario Sempronio que quiere casarse con la joven Grilletta, a quien la pretenden dos enamorados, el rico Volpino y el auxiliar de la farmacia del protagonista, Mengone. Una divertida comedia de enredo cuyo segundo acto se perdió, en parte, en un incendio. La obra llegará al TNC interpretada por Piotr Micinski, Virpi Räisänen, Álvaro Zambrano y Marina Zyatkova, junto a solistas de la OBC.

Por su parte, el Teatre Lliure de Montjuïcpropone, a partir de mañana y hasta el domingo, la ópera contemporánea «Daral Shaga», un espectáculo que mezcla circo, teatro, música y cine para ilustrar «fragmentos de vida entre Melilla, Tijuana y Lampedusa», que es como la presenta el coliseo barcelonés.

La obra se define como el relato mítico del dios de los emigrantes y las proezas que significan cruzar las fronteras sin dejarse la vida en el intento. Con música de Kris Defoort y libreto de Laurent Gaudé,«Daral Shaga» cuenta con la dirección artística de Philippe de Coen y la escénica de Fabrice Murgia, un montaje en la que no solo participan cantantes y actores -como la mezzo Michaela Riener el bajo y contratenor Maciej Straburzynski y el barítono Tiemo Wang-, sino también acróbatas, un coro y un trío de instrumentistas.