Presetación de la botella elaborada en la Abadía de Poblet
Presetación de la botella elaborada en la Abadía de Poblet - ABC

Tossal de la Salut, primer monovarietal de garnacha tinta de la D.O. Conca de Barberà

El nuevo Abadía de Poblet es un vino artesanal de monasterio procedente de viñedos propios de Codorníu cultivados en altitud

BARCELONAActualizado:

Con la denominación Tossal de la Salut, Codorníu lanza el primer tinto 100% garnacha de la denominación de origen (DO) Conca de Barberá. Elaborado a partir de viñas situadas a 700 metros de altura en las montañas de Prades, la nueva apuesta enológica de la bodega Abadía de Poblet, única en Cataluña ubicada dentro de un monumento histórico, representa la singularidad y el valor artesanal de los vinos de monasterio.

En similar y místico marca de donde procede el nuevo vino, en el claustro acristalado de la Basílica Purísima Concepción, de Barcelona, Ricard Rofes, enólogo de Abadía de Poblet ha revelado que el principal objetivo de la nueva apuesta del que es más antiguo grupo vitivinícola español, «es que cada uno de los vinos reflejen su procedencia y la tipicidad de los varietales de la zona, buscando siempre transmitir desde la botella la unicidad del paisaje». Un paisaje el de las montañas de Prades que hen logrado embotellar en El Tossal de la Salut».

La producción de este tinto está limitada a unas 1.000 botellas, dado el método artesanal de la bodega de Abadía de Poblet. Un procedimiento, que recupera los procesos que durante siglos emplearon los monjes de la orden del Císter, procedentes de Borgoña. La vinificación realizada busca, a juicio del enólogo, la máxima expresividad varietal y del terroir y forma parte de la filosofía de elaboración de todos y cada uno de los vinos, asegura Rofes.

El mismo compromiso por la tradición que el Grupo Codorniu representa desde que empezó a elaborar vinos en el año 1551 y que ahora también afirma estar presente en  las nuevas añadas de La Font Voltada 2015, un trepat de finca fino, fresco y afrutado que representa el carácter varietal de la región; Abadía de Poblet Blanco 2016 un vino ligero, directo, y caracterizado por aromas a frutas carnosas y flores blancas elaborado con macabeo y parellada; y Abadía de Poblet Tinto 2016, reflejo de la personalidad del terroir de Conca del Barberà. Elaborado con trepat, garrut, garnacha y ull de llebre este tinto se caracteriza por sus notas frutales y su frescura.

Abadía de Poblet es la única bodega en Cataluña ubicada dentro de un monumento histórico. El celler nació del deseo de la antigua comunidad cisterciense por retomar la tradición vinícola de este territorio. Con ese objetivo, se trabaja de manera artesanal y no invasiva, recuperando técnicas de vinificación utilizadas siglos atrás por los monjes borgoñeses. Lafilosofía de los nuevos vinos de monasterio, que recuperan varietales locales (trepat, garrut y garnacha principalmente) es que transmitan las características de las uvas con las que se elaboran y el terroir en el que han sido cultivadas.

Primer «Cava Escape» de España

Codorníu también ha inaugurado este mes de abril el primer «Cava Escape» de España en el que los participantes tienen que encontrar la llave que escondió Manuel Raventós en las cavas de Sant Sadurní d’Anoia hace ahora más de un siglo y que abre un cofre de incalculable valor. La experiencia, que arrancó el 6 de abril y que se prolongará los viernes y sábados de este mes, mezcla la emoción de los Escape Rooms con la búsqueda del tesoro y la degustación de cava.

La original experiencia tiene lugar en las emblemáticas y laberínticas cavas subterráneas de Sant Sadurní d’Anoia a más de 20 metros bajo tierra y con una extensión total de 30 kilómetros de túneles. La actividad aúna la emoción del Escape Room con la diversión de la Búsqueda del Tesoro y se basa en la solución en grupo de enigmas y retos para todos los intrépidos aventureros que quieran resolver este misterio que lleva más de un siglo dormido en el corazón de Codorníu. La experiencia puede realizarse en castellano, catalán e inglés y cuenta con un aforo limitado a 12 personas.

Los interesados en participar en esta novedosa y pionera aventura deben realizar reserva previa. Durante todo momento, los participantes van acompañados por personal de Codorníu que les brinda ayuda en caso de que sea necesario. El Cava Escape es la oportunidad de viajar al pasado, visitar parte de las instalaciones que el arquitecto Puig i Cadafalch diseñó para la familia Raventós y recorrer una parte de los 30 kilómetros de túneles subterráneos de Codorníu, mientras se disfruta de una divertida experiencia con amigos y familia.

Un laberinto con historia

La clave para resolver el enigma es trabajar en equipo a contrarreloj mientras se avanza en el recorrido, se abren cajas fuertes, se descubren lugares recónditos  y se consiguen los objetos necesarios para cerrar una historia que empezó hace más de 100 años. Al finalizar el emocionante recorrido, que tiene una duración aproximadamente de una hora y cuarenta y cinco minutos, los participantes pueden disfrutar de una degustación de cava Codorníu.

Con más de 450 años de historia, Codorníu es la empresa familiar más antigua de España. En 1895, Manuel Raventós encargó la ampliación de la bodega al arquitecto modernista Josep Puig i Cadafalch, cuya gran obra fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional en 1976. La espectacularidad arquitectónica de Codorníu también sigue sorprendiendo bajo tierra, con un verdadero laberinto de cavas subterráneas