Cataluña - Disfruta

Un naúfrago con caché en el Lliure de Gràcia

Emilio Gutiérrez Caba y Àngel Llàcer llevan a escena «Relato de un naúfrago», de García Márquez

Gutíérrez Caba y Àngel Llàcer comparten escenario
Gutíérrez Caba y Àngel Llàcer comparten escenario - ABC

La historia del náufrago Luis Alejandro Velasco que describió a la perfección un joven García Márquez cobra vida en el escenario del Teatre Lliure de Gracia. Y lo hace de la mano de un Àngel Llàcer doce quilos más delgado que se transforma en marinero y Emilio Gutiérrez Caba que recrea al mismísimo Gabo. Esta pareja ha trabajado duro para estrenar este montaje que se empezó a fraguar en 1999 cuando el director Marc Montserrat se puso en contacto con la agente literaria Carmen Balcells.

«El libro “Relato de un náufrago”se publicó en Barcelona en 1970 en una editorial de aquí», justifica Marc Montserrat. Pero el original se remonta a 1955 cuando García Márquez publicó durante veinte días consecutivos la narración en el periódico El Espectador de Bogotá lo que provocó la clausura del diario, la caída en desgracia del marinero y el exilio de Gabo a París.

La puesta en escena empieza con la presentación del libro en 1970 y hace un flash-back a 1955 para mostrar la redacción donde el escritor colombiano dio a conocer la historia de este náufrago. De la redacción a un mundo mágico de aventuras. La escenografía de Jon Berrondo es perfecta para transportar al espectador. «El cuento es la forma teatral más primitiva -subraya Montserrat-. Hemos jugado con la ficción de que estos dos personajes se encuentran».

Por su parte, Àngel Llàcer reconoce que «es un proceso vital que dura diez días». El actor se ha esmerado mucho en ponerse a tono y no quiere pasar por alto todo el esfuerzo que han hecho en los ensayos y el ejercicio que hace en cada función: «Tengo un entrenador personal que me ha ayudado a perder los doce quilos que exigía el guión».

Uno de los puntos claves es la adaptación de Ignacio García May que ha procurado ser fiel al texto pero con algunas licencias en el orden del relato. «Con esta obra queremos hacer un homenaje a García Márquez y a su editora Carmen Balcells que lamentablemente no podrá verla», reconoce Montserrat que advierte que la historia se mueve entre la tragedia de unos hechos reales y el sentido del humor de los dos protagonistas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios