Cataluña - Disfruta

José Luis Gómez le pone barba a «La Celestina» en el TNC

La Sala Gran del TNC abre las puertas durante diez días a la coproducción del Teatro La Abadía y la Compañía Nacional de Teatro Clásico

José Luis Gómez encarna a «La Celestina»
José Luis Gómez encarna a «La Celestina» - ABC

José Luis Gómez se dejó la barba por cuestiones de guión de una película en la que interpreta a Miguel de Unamuno. «Las chicas de maquillaje me dijeron que me quedaba muy bien», se justifica el actor y director onubense. Esta barba poblada que menguará dentro de pocas horas le dio la pista de que podía interpretar a la alcahueta más famosa de todos los tiempos, una mujer a la que muchos llamaban la barbuda. «En la época en la que vivió la Celestina, allá por 1503, había muchas mujeres con barba por problemas hormonales que no se podían regular. Este personaje me fascina desde hace tiempo y ahora tengo la suerte de desvelar mi lado femenino», subraya Gómez.

La Sala Gran del TNC abre las puertas durante diez días (del 20 al 30 de octubre) a la coproducción del Teatro La Abadía y la Compañía Nacional de Teatro Clásico. «Hay dos obras fundacionales de la literatura española; una es “El Quijote” y la otra “La Celestina”», sentencia Gómez mientras explica que los mejores clientes de la Celestina son los clérigos.

«“La Celestina” plantea muchos desafíos. El primero es el de la lengua, es un libro muy grande que no estaba pensado para la escena. Nosotros hemos conservado el lenguaje original de Rojas porque el perfume de vida que tiene es tan intenso que es irresistible y modernizarlo es una castración». Gómez cree que en el siglo XXI también existen mujeres así pero «llevan tacones altos, se han hecho varios liftings y se perfuman con Courrèges».

La puesta en escena es muy limpia. «Viene la misma estructura y la misma versión que se estrenó en Madrid en el Teatro de la Comedia. Hemos querido mostrar el trasfondo de la ciudad. Con “La Celestina” aparece la ciudad en el teatro como lugar de intercambio de mercancías».

La música sefardí baña todo el montaje; música cantada a capella sin instrumentos. La inmersión de Gómez en el texto de Fernando Rojas pasa por el estudio minucioso de Juan Goytisolo. «Goytisolo me ha ayudado mucho a entender la trascendencia de este a historia, él tiene claro que es primer texto que se escribe sin la cúpula protectora de la divinidad y que explora el tejido de tensiones e intereses entre el espacio público y el privado».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios