Dos visitantes observan uno de los mosaicos que se pueden ver enCaixaforum
Dos visitantes observan uno de los mosaicos que se pueden ver enCaixaforum - EFE

Caixaforum se rinde al poder de la música

Una exposición repasa a través de 350 piezas 3.000 años de historia musical

BARCELONAActualizado:

Un arpa egipcia da la bienvenida al visitante de la exposición «Músicas en la antigüedad», que podemos disfrutar en CaixaForum Barcelona hasta el próximo 6 de mayo. Esta pieza es una joya musical archivada por el Departamento de Antigüedades egipcias del Museo del Louvre. A su lado descubrimos una cítara romana que alberga el Museo de la Música de la Filarmónica de París.

Un equipo de ocho comisarios franceses ha expandido sus conocimientos y ha reunido trescientas setenta y tres piezas para intentar contar el relato de las «Músicas en la antigüedad». Esta colección de piezas es fruto del acuerdo entre la Obra Social La Caixa y el Musée du Louvre y ofrece la oportunidad de descubrir la importancia de la música en Oriente, Egipto, Grecia y Roma. Además del fondo del Louvre descubrimos piezas de otros centros como el Metropolitan de Nueva York, el Museo Capitolino de Roma y el Museo Nacional de Atenas, entre otros.

La muestra es resultado del acuerdo entre Caixaforum y el Musée du Louvre de París

Los comisarios destacan algunas de las joyas de este recorrido musical. El sarcófago de Iula Tyrrania, decorado con instrumentos, es único. La tumba de esta bella joven, muerta a los veinte años, muestra dos bodegones de instrumentos a ambos lados de la inscripción central. O el mosaico de Orfeo, de la escuela de mosaiquistas del valle del Ródano. Según la mitología, Orfeo era capaz de dominar la naturaleza con su música.

Detalle de una de las esculturas que ilustran este viaje a través de la música
Detalle de una de las esculturas que ilustran este viaje a través de la música-EFE

Verdi quiso hacer la ópera «Aida» lo más fiel posible. Pidió al egiptólogo Auguste Mariette asesoramiento y a Adolphe Sax la construcción de las trompetas a imagen y semejanza de una del periodo ptolemaico que se encontró durante las expediciones arqueológicas del siglo XIX en Egipto. Y en 1970 se descubrió que lo que siempre se había considerado una trompeta de este periodo era en realidad un pie de altar. Nada que ver con la música.

Pero hay más anécdotas que demuestran la dificultad de reconstruir la historia de la música. El arpa angular egipcia que da la bienvenida esta exposición se expuso muchos años al revés por ignorancia. Los errores en el estudio son culpa de la falta de información. De todos los instrumentos que se exhiben el que crea más expectativa es el Cornu, conservado de la erupción del Vesubio. El artilugio consiste en un tubo de cuatro metros enrollado sobre sí mismo; el cornu era un instrumento muy frecuente en las ciudades de Occidente para llamar a las reuniones, a los juegos y a las procesiones funerarias. Esta muestra nos permite recorrer tres mil años de historia a través de la música.