Una piscina municipal en una imagen de archivo
Una piscina municipal en una imagen de archivo - EFE
Verano

El «topless», sometido a consulta popular en un pueblo catalán

La localidad barcelonesa de L'Ametlla del Vallès preguntará a sus vecinos si veta esta práctica en las piscinas municipales

BARCELONAActualizado:

«Topless sí» o «topless no». Ese es el dilema que se plantean desde hace días los vecinos de la pequeña localidad catalana de L'Ametlla del Vallès, población que ha decidido dirimir con una consulta popular una polémica sobre el uso de los trajes de baño en las piscinas municipales que hace días que divide a sus vecinos.

Antes de que empiece el verano, el consistorio -gobernado por el neoconvergente Andreu González- preguntará a las mujeres de la localidad sobre un posible cambio en la normativa para permitir tomar el sol sin la parte superior del bañador. La decisión fue anunciada tras el último pleno municipal a instancias del Observatorio de la Igualdad de Género, que recomendó al gobierno municipal a adaptar la normativa del equipamiento según el resultado de esta consulta.

Según señalan desde el consistorio, el Observatorio para la Igualdad de Género insistió en que la consulta popular debía ceñirse al colectivo afectado, que en este caso las mujeres socias de las piscinas públicas. Sin embargo, esta decisión no ha gustado al colectivo «Pezones libres», cuyas miembros se organizaron tras discutir con un trabajador de las piscinas que les prohibió bañarse sin ropa. «¿Quién decide qué es una mujer?» se preguntan.

Vecinas contra la regidora

A pesar de las críticas, la encuesta se llevará a cabo a primeros de junio, cuando se tramiten los abonos para la piscina de cara a la temporada veraniega, que empezará marcada por una polémica que se arrastra desde hace meses. «No puede ser que en pleno siglo XXI se tenga que hacer este tipo de consulta. Hacer esta consulta es el equivalente a una discriminación por género o religión», explicó la portavoz de «Pezones libres» Anna Cammany a la emisora Rac-1.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento de la localidad, gobernado por el PSC y el PDECat, la regidora de Deportes y Bienestar social, Roser Almendro, apuntó que la normativa dice que dentro de la piscina hay que ir con el traje de baño y después del incidente con los Mossos decidieron consultarlo. «El observatorio de la igualdad de género nos dijo como debíamos hacer: una consulta solo destinada a las usuarias. No está prohibido hacer 'topless', pero decide cada ayuntamiento, y hubo quejas. Por eso lo hacemos», apuntó. Finalmente, serán las usuarias quienes decidan en un pequeño «referéndum» que ha despertado un notable interés mediático y que podría replicarse en otras localidades españolas al calor de la ola de reivindicaciones feministas impulsadas tras las huelgas del 8-M.