Cataluña - Barcelona

Prisión para un hombre que atracó a su exempresa en Esplugues

En el atraco colaboraron seis personas más, dos de ellas se las detuvo y han quedado denunciadas penalmente

Agentes de los Mossos d'Esquadra
Agentes de los Mossos d'Esquadra

Un hombre de 50 años ha ingresado en prisión por haber cometido un atraco, pistola en mano, en una empresa de alimentación de Esplugues de Llobregat (Barcelona) en la que había trabajado anteriormente, un robo que llevó a cabo junto a seis personas más.

Los Mossos d'Esquadra han detallado que la investigación empezó después de que en julio un grupo de cinco personas, con el rostro tapado y con armas de fuego cortas, entrase en el interior de la fábrica por una puerta posterior utilizando la llave que tenían porque el cabecilla del grupo era un ex trabajador.

Aunque el individuo intentó taparse para no ser reconocido, en un momento dado las diferentes cámaras de seguridad que había en el exterior de la propiedad de las naves adyacentes, le pudieron grabar.

Las otras cuatro personas que entraron en la empresa, escondieron su rostro con la ayuda de gorras e iban vestidos con pantalones largos y camisas de manga larga, a pesar de las elevadas temperaturas de aquel día.

Una vez en el interior, los atracadores golpearon y amenazaron a la única persona que estaba en ese momento en la empresa para sonsacarle información, y acto seguido lo ataron de manos y pies con bridas y le taparon la boca con cinta americana.

Los autores sustrajeron unas llaves a la víctima y rompieron a patadas varias puertas de madera hasta llegar al piso donde estaba la caja fuerte, tras lo cual abandonaron precipitadamente la empresa ante la llegada de varias dotaciones de la policía, a las que había alertado un vecino.

Según informa Efe, el testigo habría visto por las inmediaciones de la empresa una furgoneta de color gris y con sus ocupantes nerviosos y con actitud vigilante.

Después de tres meses de investigación, coordinados con el juzgado instructor de Esplugues de Llobregat, se logró identificar al cerebro del robo y a los otros presuntos autores de los hechos, un total de siete personas de nacionalidad española y rumana, de entre 36 y 50 años.

El presunto cerebro del robo es una persona a la que ya se detuvo en 2006 por su participación en delitos contra la salud pública, un asociación ilícita y tenencia y tráfico de armas, munición y explosivos.

De estas siete personas se detuvo a tres de ellas, el extrabajador ha entrado en prisión, y los dos otros han quedado denunciados penalmente, a la espera de que las cite el juez.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios