Cataluña - Barcelona

Polémica por el pregón de las Fiestas de la Mercè de Barcelona

Entidades separatistas preparan un acto alternativo en señal de protesta por el pregonero escogido por Colau, el escritor Javier Pérez Andújar, crítico con el independentismo

Pérez Andújar, el segundo por la izquierda, durante la presentación de la Mercè
Pérez Andújar, el segundo por la izquierda, durante la presentación de la Mercè - AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Barcelona afronta su Semana Grande. El jueves 22 de septiembre arrancan las fiestas patronales de la Mercè y lo hacen con una polémica por el acto inaugural, el pregón, que lleva semanas sobre la mesa y que ha llegado incluso a provocar que se convoque un pregón alternativo, que protagonizará el imitador Toni Albà, simulando ser el rey Felipe V, según ha explicado el mismo.

El escritor Javier Pérez Andújar ha sido el escogido por el consistorio para dar el pistoletazo de salida desde el balcón del Ayuntamiento a las fiestas y desde el anuncio, el pasado julio, no han dejado de caer críticas de algunos sectores sobre la elección. El consistorio, de hecho, apostó por el novelista de Sant Adrià del Besòs en su afán por celebrar unas fiestas «populares», que representen a «la Barcelona real», que estén descentralizadas y tengan una mirada más metropolitana. «Es uno de los mejores cronistas del Besòs, una parte de Barcelona que queremos reivindicar», sentenció en julio Colau.

Si la alcaldesa no tuvo más que buenas palabras para Pérez Andújar, nada más conocerse su elección surgieron las críticas de algunos sectores independentistas, que reprochan duramente a Andújar sus artículos en los que iba en contra el proceso separatista o ironizaba sobre los asistentes a las manifestaciones de la Diada.

Las críticas han sido tales que se ha llegado incluso a convocar un pregón alternativo. La idea surgió de manera espontánea en las redes sociales y ha acabado contando con Toni Albà, un popular actor catalán famoso por parodiar al rey Juan Carlos I, también conocido por su postura independentista. Albà encarnará a Felipe V en un acto que se hará a la misma hora que el pregón oficial en un lugar todavía desconocido, con tal de evitar boicots.

Los organizadores, que han creado una cuenta de Twitter para explicar los detalles de la cita, avisan de que harán un pregón«divertido y reivindicativo» teniendo en cuenta de que «Pérez Andújar ha insultado a presidentes Mas y Puigdemont y hay que hacer una protesta». En esta línea, añaden que el pregón será humorístico y que no se insultará a nadie, a pesar de ser muy sarcásticos.

Críticas de la oposición

Al tiempo que se va acercando el pregón, otras voces también exigen a la alcaldesa mano dura contra este acto. Así, la líder de C’s en el Ayuntamiento, Carina Mejías, ha pedido esta semana que Colau tome todas las medidas necesarias para evitar el «boicot independentista» al pregón y porque «no se puede tolerar que una ideología intente imponer su mensaje y silenciar las voces que no le son afines».

También muy crítico fue AlbertoFernández, líder municipal del PP, que acusa al independentismo de «buscar la bronca» en las fiestas patronales. «La Mercè solo tiene un pregón, el del Ayuntamiento», defendió, al tiempo que exigió a los separatistas«que no intenten romper Barcelona de la misma forma que han roto en dos la sociedad catalana».

Por otro lado, CiU estará en el pregón institucional pero dos de sus concejales, Jordi Martí y Francina Vila, han confirmado esta semana que acudirán al pregón alternativo en señal de apoyo a «gente de la sociedad civil que quiere expresar su discrepancia con el pregón oficial», al que el grupo también acudirá.

Además, el presidente de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, dejó claro que coincidía poco con las ideas del pregonero pero que «te quiero escuchar porque me interesan tus ideas y quiero convivir contigo en una ciudad plural». La formación entiende el acto alternativo y, aunque Bosch asistirá al acto oficial, otros miembros republicanos estarán en el pregón de Albà.

El año pasado, el primero en que Ada Colau estaba en el Ayuntamiento, la alcaldesa se encontró con unas fiestas ya preparadas por el anterior gobierno de CiU, aunque entonces también protagonizó polémicas con elementos simbólicos. Así, ni ella ni sus ediles acudieron a la misa en honor a la patrona y permitió que durante la diada «castellera» se exhibiera una estelada en el balcón del Ayuntamiento.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios