Cataluña - Barcelona

Los Mossos desalojan al «okupa» que se coló varios días dentro del «banco expropiado»

El colectivo consideraba recuperado el local al vencer el plazo de 72 horas para que la Policía hiciese un desalojo exprés

Miembros del colectivo
Miembros del colectivo "okupa", tras entrar en el local el pasado domingo - EFE

La batalla "okupa" por el Banco Expropiado de Gràcia prosigue. Este colectivo ha anunciado este mediodía que en el transcurso del intento de "reokupación" de este espacio del barrio barcelonés de Gràcia el pasado domingo lograron introducir a un activista en el interior del local, y que éste no fue localizado por los Mossos d'Esquadra.

Según un vídeo difundido por el colectivo, dicha persona ha permanecido oculta en el interior del local los últimos tres días, motivo que lleva a afirmar a los "okupas" que la recuperación del local es un hecho.

Según su interpretación, este mediodía vencía el plazo de 72 horas que tiene la policía para considerar delito flagrante la usurpación de un espacio y así proceder a su desalojo inmediato. Según los "okupas", pasado ese plazo, se considera "consolidado" el hogar, de modo que el propietario tiene que abrir un nuevo procedimiento judicial para recuperar el espacio.

Por la tarde, los Mossos d'Esquadra han desalojado e identificado a dicho joven, después de que unos operarios con radiales han reabierto el local, con la autorización del propietario. Una vez en el interior, los agentes han comprobado que, efectivamente, había un joven en su interior, por lo que le han identificado y le han conminado a abandonar el local para que los operarios lo puedan tapiar de nuevo.

Los Mossos d'Esquadra sostienen que la intervención de hoy, que se ha llevado a cabo con la autorización del propietario, es la continuación del operativo iniciado el pasado domingo.

La policía catalana identificó el pasado domingo 27 de noviembre a 18 personas que habían conseguido entrar horas antes en el Banco Expropiado, tras retirar algunas planchas metálicas que había colocado la propiedad para evitar nuevas ocupaciones. El local, que había sido ocupado en 2011, fue desalojado por orden judicial por los Mossos d'Esquadra el pasado 23 de mayo, lo que originó diversos actos de protesta y altercados en el barrio de Gràcia de Barcelona.

El pasado 4 de junio se produjo una segunda ocupación, que fue abordada el mismo día por los Mossos d'Esquadra. El anterior alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), pagó el alquiler de los okupas durante meses, antes de las elecciones municipales de mayo de 2015 en las que fue derrotado por Ada Colau (BComú), informa Efe.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios