El detenido en una de las imágenes que utilizaba en sus redes sociales
El detenido en una de las imágenes que utilizaba en sus redes sociales - ABC

El juez deja en libertad provisional al «estafador del amor»

El hombre, conocido como «doctor Tinder», está acusado de estafar al menos a 17 mujeres tras seducirlas

BARCELONAActualizado:

El juez ha dejado en libertad provisional a Albert C. O., el hombre conocido como el "estafador del amor", que está acusado de haber estafado a 17 mujeres tras seducirlas y que fue detenido ayer por no haberse presentado a una citación judicial de uno de los múltiples procesos que tiene abiertos.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el acusado, que ha pasado a disposición judicial esta mañana y que en su comparecencia ente el juez se ha acogido a su derecho a no declarar, ha quedado en libertad provisional con la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado.

El acusado también ha tenido que facilitar una dirección, número de teléfono y correo electrónico por si tiene que ser localizado. El juez considera que para este tipo de delitos no hace falta una medida más restrictiva, según el acta judicial.

El hombre fue detenido ayer al mediodía por la Guardia Urbana a raíz de una orden de busca y captura que el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona había dictado contra él por no haber acudido a una citación judicial en el proceso por estafa que tiene abierto en ese juzgado.

Un largo historial

El detenido, de 36 años, acumula al menos 17 denuncias, que están en curso en distintos juzgados, por estafar a mujeres con las que contactaba a través de Internet, aplicaciones móviles y portales de citas y después seducía gracias a su aspecto físico y simpatía. El acusado, de hecho, había sido arrestado también el 27 de marzo y ahora tenía tres órdenes judiciales de detención y otra policial.

Albert C. fue detenido ayer después de que la Guardia Urbana recibiera una llamada anónima que alertaba de su presencia en el barrio barcelonés del Eixample, entre las calles Rocafort y Rosselló. Una patrulla de paisano lo identificó y detuvo.