Cataluña - Barcelona

Barcelona ratifica la eliminación del nombre de la Reina Regente del salón de plenos

Pasará a conocerse como sala Pi i Sunyer, en homenaje al exalcalde republicano que tuvo la ciudad

La alcaldesa, esta mañana en el pleno, presidido todavía por un cuadro de la Reina Regente
La alcaldesa, esta mañana en el pleno, presidido todavía por un cuadro de la Reina Regente - INÉS BAUCELLS

Último trámite completado para que el salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona deje de conocerse como de la Reina Regente. El pleno municipal ha hecho esta mañana la última aprobación pendiente para que el cambio de nombre sea ya una realidad.

La medida ha prosperado con el apoyo del gobierno municipal de Ada Colau (formado por BComú y desde la pasada primavera por el PSC) junto a los votos de CiU, ERC y la CUP. A pesar del rechazo rotundo de C's y el PP, la votación, que requería el apoyo de dos tercios de los ediles, consiguió tirar adelante con 33 ediles favorables y tan solo ocho en contra.

La votación de esta mañana no ha tenido ninguna variación respecto a la aprobación inicial del cambio de nombre que se hizo la semana pasada en la comisión municipal de Presidencia.

El cambio de nombre se debe, según apunta la proposición, a la necesidad de "responder a la singularidad histórica y de capitadlidad de Barcelona y a los principios democrático, de neutralidad religiosa y de catalanidad".

A partir de esta aprobación, y según aboga la iniciativa, los servicios técnicos municipales tendrán que redactar un proyecto para "la reforma en profundidad" de la sala para que pueda "corregir sus carencias actuales y dotarla de la funcionalidad más adecuada".

«Acuerdo histórico»

El gobierno de Colau defiende el "acuerdo histórico" y destaca que pretende "reconocer la trayectoria personal y política de quien fue el primer alcalde de la ciudad escogido por sufragio universal real". Familiares de Pi i Suyer han asistido al pleno invitados por el consistorio.

En la línea de anteriores medidas, el cambio de nombre sigue la voluntad expresada e impulsada por el gobierno de Colau de poder decidir y cambiar los elementos simbólicos que se encuentran en el Ayuntamiento, que incluso se ratificó con un cambio en el Reglamento Orgánico Municipal el pasado diciembre.

Otras iniciativas como la retirada del busto del Rey Juan Carlos I y de la Medalla de Oro de la ciudad a la Infanta Cristina o los cambios en el nomenclátor son ejemplos de este tipo de actuaciones.

Por otro lado, el pleno de hoy abordará también, sin éxito, la propuesta de la CUP de retirar la popular estatua de Cristóbal Colón de la ciudad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios