Un accidente en el Paseo de Gracia de Barcelona
Un accidente en el Paseo de Gracia de Barcelona - YOLANDA CARDO

Los accidentes de tráfico suben en Barcelona, pero bajan a la mitad las víctimas mortales

El Ayuntamiento no quiere ser triunfalista con esta cifra de fallecidos en 2017, a pesar de ser la más baja desde 1990, ya que los lesionados graves y los incidentes sí aumentan

BARCELONAActualizado:

La cifra de víctimas mortales en accidentes de tráfico en la ciudad de Barcelona se redujo de 28 a 12 en 2017, si bien en ese periodo aumentó la cifra total de siniestros, según ha informado esta mañana la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal.

En la rueda de prensa dada para hacer público el balance de accidentalidad de 2017 se ha explicado que la cifra de accidentes que ha investigado la Guardia Urbana ha sido 9.430 (el año anterior fueron 9.330): «Son muchísimas, no nos lo podemos permitir», ha valorado Vidal, apostando por que la cifra de fallecidos sea cero y por una movilidad más pacificada.

Los fallecidos, según han detallado las fuentes municipales, son motoristas (7) y peatones (5): la media de edad de los peatones fallecidos en accidente de tráfico fue de 72,8 años, y respecto a los motoristas, la media fue de 28,5.

Vidal no ha querido ser triunfalista con esta cifra de fallecidos, pese a ser la más baja desde 1990, ya que ha puntualizado que «la línea entre la vida y la muerte es muy fina», y la cifra de lesionados graves y los accidentes sí aumentan, según Ep.

Concretamente, este año se han producido 241 heridos graves, de los que un 60% eran conductores de los vehículos accidentados, aumentando un 24% respecto al año anterior; y los heridos leves pasaron de 11.866 a 11.924.

El año pasado 19.784 vehículos se vieron implicados en accidentes de tráfico, la principal causa es la colisión por alcance y la lateral, un 9,9% más que en 2016, y por tipología, los turismos, furgonetas y taxis representan el 52,3% del total, las motos, el 37,1% y las bicicletas, el 4,4%.

Vidal ha destacado que pese a que coches y motos solo representan el 26% de los desplazamientos en la ciudad, son en el 89% de los casos los vehículos implicados en accidentes, y más concretamente, las motos suponen el 6,5% de los desplazamientos y en cambio el 37% de los accidentes.

Más bicicleta y menos velocidad

Ante estas cifras, la concejal ha apostado por una ciudad más pacificada con más presencia de la bicicleta y transporte público, y potenciar una ciudad a una velocidad más lenta con más transporte público y modelos de vehículos no motorizados.

En este sentido, el director de Movilidad, Adrià Gomila, ha puntualizado que para pacificar el tráfico se están llevando a cabo muchas acciones, como reducir el tamaño de los carriles, reducir el número de carriles de una calle, u otras actuaciones como las supermanzanas.

Sobre las causas de los accidentes, las principales son la falta de atención, no respetar las distancia y los giros indebidos, además de que ha aumentado la presencia de alcohol y drogas en los conductores.

El comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens, ha explicado que «el exceso de velocidad es una de las lacras» con las que se enfrentan, por lo que han aumentado las denuncias por este motivo un 30%, hasta las 218.000, y ha hecho un llamamiento al civismo y la conducción responsable.

Recasens ha explicado que este 2018 la Guardia Urbana trabajará en 71 puntos de concentración de accidentes, y ha explicado que no se trata de puntos negros sino de zonas de especial interés por el número de accidentes, aunque solo representan el 9,78% de siniestros con víctimas.

En la lista, el cruce con más accidentes es el de avenida Diagonal con la plaza Mossèn Cinto Verdaguer; seguido de Diagonal con Passeig de Gràcia, calle Aragó con Passeig de Gràcia y Diagonal con Numància.