Cataluña

Tres décadas de arte contemporáneo con La Caixa

La colección de la entidad bancaria suma mil obras y cuatrocientos artistas

Josep Vilarasau e Isidro Fainé delante de una obra de Miquel Barceló
Josep Vilarasau e Isidro Fainé delante de una obra de Miquel Barceló - ABC
MARÍA GÜELL Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cataluña

«Cuando empezó la colección de arte contemporáneo de La Caixa en España sólo existía el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca», destaca Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación la Caixa. Ha llovido mucho desde entonces y el panorama del arte contemporáneo ha vivido una verdadera revolución.

Casi mil obras de cuatrocientos artistas avalan la Colección «La Caixa» de Arte Contemporáneo. «La singularidad de esta colección son las obras y la libertad con la que se ha creado», subraya Nimfa Bisbe, actual responsable de la colección.

Tres décadas es un buen momento para mirar atrás. Josep Vilarasau fue quien decidió promover la creación de un fondo propio del arte más actual y la gestación culminó en 1986 cuando un primer comité puso las bases de lo que debía ser la colección con María Corral como capitana. «Las primeras compras fueron pintura neoexpresionista de autores alemanes como Anselm Kiefer, de la transvanguardia italiana como Enzo Cucchi y del consagrado Jean-Michel Basquiat», recuerda Nimfa Bisbe que tomó las riendas en 2002.

CaixaForum Sevilla

El treinta aniversario no tendrá una fiesta como tal pero sí que contará con una exposición con piezas de la colección con motivo de la celebración del Año Iberoamericano que se celebra en Lisboa; y CaixaForum Sevilla también se abrirá con una selección de la colección. «Es nuestra costumbre que las sedes de CaixaForum se inauguren con la colección», puntualiza Elisa Durán.

La colección va viento en popa a toda vela y sus responsables desvelan que las compras se hacen siempre en el mes de diciembre. «Cada año compramos entre quince y treinta obras y tenemos la suerte de contar con la evolución de bastantes artistas españoles como Txomin Badiola y Juan Uxlé», añade Nimfa.

«La colección no es un museo -coinciden todos sus agentes-. Es un conjunto de piezas que se reinventa constantemente. En estos años han pasado muchas cosas como la creación de la colección “Testimonios” que coordinó Lola Mitjans y que cada año compraba obra de un artista a varias galerías españolas. Estas obras iban destinadas a decorar los despachos de la entidad pero una parte de ellas han engrosado los fondos de la colección».

Si tenemos que destacar las joyas de este museo ambulante todas las miradas apuntan a la instalación de Joseph Beuys «Se cuenta detrás del hueso-Espacio del dolor, 1983» y una pieza de Bruce Nauman, «Shit in your heat, 1990». La obra de Beuys construida con planchas de plomo, hierro y anillas de plata se puede visitar en CaixaForum Barcelona.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios