Caso Nadia Los Mossos hallan fotos de contenido sexual de Nadia en archivos de sus padres

El juez ve indicios de que el padre la usó para pornografía infantil. Las fotos se han encontrado en uno de sus pendrives

Vídeo: Los Mossos encuentran fotografías de «carácter sexual» de Nadia en un pendrive de su padre.
J. GUIL Barcelona - Actualizado: Guardado en: España Cataluña

El caso Nadia se complica con revelaciones escabrosas que aporta la investigación a cargo de los Mossos d'Esquadra. Agentes de la policía autonómica catalana han localizado fotografías de carácter sexual de la niña Nadia en el material informático que han analizado de sus padres, que han perdido la custodia de la menor acusados de estafar con los donativos para tratar a su hija de la enfermedad rara que aseguraban que sufría.

Según han confirmado a ABC fuentes de la investigación, en el análisis del material informático intervenido en los registros del domicilio de la pareja, los mossos han localizado imágenes de contenido sexual de la menor. Concretamente se hallaron en un "pendrive" que pertencía al padre de la niña, Fernando Blanco. Los Mossos han declinado dar más detalles de las citadas fotos.

La policía autonómica ha alertado ya de este hallazgo al titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seo de Urgel (Lérida), que mantiene en prisión al padre, Fernando Blanco, y en libertad con cargos a la madre, Marga Garau. El juez considera que las fotografías de contenido sexual halladas en archivos informáticos de sus progenitores suponen indicios «claros» de que el padre utilizó a la niña para pornografía infantil. El juez sostiene que este hallazgo no supone una simple sospecha, sino «la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (en este caso el padre) en la comisión de los referidos delitos de provocación sexual y explotación sexual», según el TSJC. El magistrado ha acordado citar a declarar a los dos el próximo viernes por un presunto delito de «elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como exhibicionismo y provocación sexual». La madre de la menor, Margarita Garau, a las 10.oo horas y el padre, Fernando Blanco, a las 11.00 horas. Asimismo, autoriza el registro de 13 pendrives, siete tarjetas de memoria y otros terminales informáticos de su propiedas.

Dinero para otros fines

Según la investigación abierta, los padres gastaron en fines particulares ajenos al tratamiento de la menor al menos 600.000 de los 918.000 euros que recaudaron en donativos para la niña desde 2008. Del análisis de los movimientos bancarios se desprende que el dinero se ha utilizado en compras en centros comerciales, viajes, hoteles, restaurantes y comercio electrónico. También, en pagar el alquiler de la casa familiar (9.000 euros al año) y en la compra de un coche (24.500 euros).

El juez ha ordenado en los últimos días varias diligencias para comprobar la veracidad de todos los datos que los padres de Nadia han hecho públicos sobre la niña, entre ellos que sufre una tricotiodistrofia desde su nacimiento, por lo que ha solicitado al Registro Civil de Palma de Mallorca, donde nació la niña, el certificado original de su nacimiento, así como el informe del facultativo que asistió el parto. [Caso Nadia: la estafa que ha conmovido a España]

El magistrado acusa también a los padres de Nadia de perjudicar a la niña, que ahora tiene once años, con métodos que rayan la mendicidad, por no proporcionarle el tratamiento médico adecuado, si realmente está enferma, o por mediatizarla de forma «insostenible», para lograr con la compasión que la beneficencia costeara su «alto nivel» de vida.

Los padres de Nadia, que habían popularizado a su hija con frecuentes apariciones en los medios para pedir fondos para su tratamiento, fueron detenidos el pasado 7 de diciembre por los Mossos cuando, según el juez, estaban planeando huir de España. En el momento de su detención, cuando trataba de huir de un dispositivo policial, Fernando Blanco llevaba encima 1.450 euros en efectivo, dos relojes y varios dispositivos electrónicos de alta gama, así como una pistola de fogueo y varios cartuchos de rifle. La madre sería puesta en libertad horas después. En el registro en el domicilio de la familia los Mossos encontraron el pasado miércoles por la noche 1.845 euros en efectivo, 32 relojes de gama alta valorados en 50.000 euros, una estilográfica, un ordenador, tres tabletas electrónicas y tres teléfonos móviles, todos de gama alta, así como marihuana.

Toda la actualidad en portada

comentarios