Ángel González Abad - Los martes, toros

Silencio ante la libertad cercenada Ángel González Abad

En estas estamos, con los aficionados en el exilio y con un horizonte de temibles acciones profundamente democráticas de la Cataluña Feliz

- Actualizado: Guardado en: Cataluña

El incidente de ADIF al retirar la publicidad de la feria taurina del Pilar de las estaciones del AVE de Barcelona y Tarragona, y luego rectificar sobre sus pasos, denota el nerviosismo que se vive en Cataluña ante la inmediata sentencia del Tribunal Constitucional sobre el recurso pendiente contra la prohibición de las corridas de toros. Que una empresa pública haya actuado de esta manera dice muchas cosas de los movimientos submarinos que sin duda existen, tanto si llegaron presiones políticas, o no, como sostiene ADIF, o si la brillante idea de retirar la publicidad partió de un empleado del ente ferroviario, del que no hemos sabido su grado de responsabilidad.

En estas estamos, con los aficionados en el exilio -han sido muchos los catalanes han emigrado a la feria del Pilar de Zaragoza para alimentar su pasión- y con un horizonte de temibles acciones profundamente democráticas de la Cataluña Feliz, si el Constitucional sentencia esta misma semana, como se espera. Acciones tan democráticas como las palabras de Tardá de que tendrá que venir la Legión para que vuelvan los toros a Cataluña, o del Govern, que ya avisa de que no se cumplirá la sentencia que todavía no se ha dictado. Claro que si miramos el global de lo que ha sucedido, sucede y puede suceder, la democracia no sería la palabra más exacta para definir la situación.

El empresario de la plaza de Zaragoza, el francés Simón Casas, que también va a gestionar el madrileño coso de Las Ventas, fue claro al afirmar que la censura de ADIF había vulnerado su libertad de empresa, su libertad de expresión y su libertad cultural, y nadie en Cataluña ha salido en su defensa. Silencio ante una libertad cercenada. Silencio, miedo, o vaya usted a saber.

El pleno del Tribunal Constitucional vuelve a tener esta semana sobre la mesa el recurso contra la prohibición de las corridas de toros que aprobó el Parlament en julio de 2010. Es hora ya de despejar tantas incógnitas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios