Roger Guasch, fotografiado en el Liceu
Roger Guasch, fotografiado en el Liceu - INÉS BAUCELLS

Roger Guasch deja la dirección del Gran Teatre del Liceu

El director general da por cerrada su etapa al frente del coso operístico cuatro años después de su llegada

BARCELONAActualizado:

Cuatro años después de hacerse cargo de la dirección general del Gran Teatre del Liceu y de contribuir al saneamiento económico del mismo, Roger Guasch dejará su cargo el próximo mes de marzo para iniciar una nueva etapa en su carrera profesional, tal y como ha anunciado el teatro barcelonés en un comunicado.

Guasch, que se incorporó al teatro en octubre de 2013, fue el responsable de diseñar y ejecutar el Plan Estratégico y de Viabilidad 2014-2017, que permitió al Liceu cerrar las tres últimas temporadas con superávit -la última, de 44,8 millones de euros- y recuperar unas cifras de ingreso por mecenazgo previas a las crisis económica. Antes de ceder el testigo, Guasch también se ha encargado de diseñar y empezar a implementar el nuevo Plan Estratégico y de Sostenibilidad 2017-2021, que deberá ser aprobado por el Patronato de la Fundación Gran Teatre del Liceu.

Ingeniero químico de formación y gestor especializado en empresas en crisis, Guasch llegó al Liceu después de haber dirigido durante dos años la mutua asistencial L'Aliança y se hizo cargo del teatro barcelonés durante una época de turbulencias económicas, apreturas presupuestarias y conflictos laborales. Para el director saliente ha sido «un privilegio» haber dirigido el teatro, mientras que desde el Liceu se ha querido poner en valor la su gestión durante esta etapa al frente de la institución, y agradecerle «toda su dedicación y compromiso».

Guasch también ha contribuido a reforzar la imagen del Liceu y su carácter social recuperando proyectos como «Liceu al Territori» y «Liceu a la fresca» e impulsando iniciativas como el Proyecto Social del Liceu, que se puso en marcha hace con la intención de «promover y ejecutar todas aquellas iniciativas que revierten en el fomento de la cultura, especialmente de la operística». Durante la gestión de Guasch, también ha destacado la recuperación de los derechos audiovisuales en 2014, que ha permitido volver a situar el Liceo a las grandes pantallas de todo el mundo.