Carles Puigdemont y Clara Ponsatí en Bruselas
Carles Puigdemont y Clara Ponsatí en Bruselas - EFE

Puigdemont tenía intención de votar en la constitución del Parlament desde Bélgica, pero dio marcha atrás

Un documento oficial demuestra que el expresidente y los exconsellers huidos a Bruselas pidieron delegar su voto

BARCELONAActualizado:

Puigdemont y los exconsejeros Clara Ponsatí y Lluís Puig querían votar en la sesión constitutiva del parlamento celebrada este miércoles, sin embargo, finalmente decidieron no hacerlo evitando así que la nueva legislatura empezara con el bloque independentista contradiciendo las recomendaciones de los letrados del Parlament.

Según un documento registrado en la Cámara catalana y difundido hoy por «El Periódico», el expresident y sus compañeros de Junts per Catalunya que están en la capital belga, Clara Ponsatí y Lluís Puig, pidieron delegar su voto en las sesiones plenarias de «constitución e investidura». La advertencia de Mariano Rajoy afirmando que recurriría inmediatamente esa petición de voto debió influir en la decisión de Puigdemont, Ponsatí y Puig ya que esos documentos no se presentaron hasta el día después de la constitución de la cámara.

A pesar de ello, los encargados de realizar el trámite presentaron el primer texto realizado, en el que se solicitaba delegar el voto en el diputado Jordi Turull tanto para la sesión de investidura como para la constitución del parlamento. Este desliz ha permitido constatar el paso atrás dado por los exmiembros del gobierno catalán con el que evitaron el choque con el Estado ya en el primer pleno.

Los documentos están firmados por los dos exconsellers y por el propio Puigdemont, y en ellos piden delegar su voto «con motivo de las circunstancias actuales» que les incapacitan para «ejercer de forma efectiva su derecho a voto».