Cataluña

La PAH protesta en Reus contra la pobreza energética tras el incendio mortal del lunes

La Generalitat defiende que ha ayudado a 35.000 actuaciones en familias en situación de vulnerabilidad

Una imagen del inmueble en el que se produjo el trágico incendio
Una imagen del inmueble en el que se produjo el trágico incendio - EFE
A. C. Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cataluña

Unas 50 personas se han concentrado este mediodía en Reus (Tarragona) para protestar contra la pobreza energética tras la muerte de una anciana el pasado lunes por la noche durante un incendio provocado por una vela que cayó sobre syu colchón, ya que la afectada tenía el suministro eléctrico cortado.

Los manifestantes se han reunido frente al Ayuntamiento, en la plaza del Mercadal, y han mostrado pancartas reivindicativas con lemas como 'La pobreza energética mata', 'No más muertes' y 'La Ley 24/2015 salva vidas', en referencia a la ley contra la pobreza energética que según las administraciones catalanas se incumplió en el caso de la anciana que falleció anteayer.

Al grito de 'Estas son nuestras armas', los concentrados han protestado por el hecho de que la mujer tuviera la luz cortada, ante lo que la Generalitat aseguró que abrirá un expediente sancionador contra Gas Natural si se demuestra que no aplicó correctamente "los protocolos" de actuación en casos de colectivos vulnerables.

Además de este acto, esta tarde, el Ateneu Llibertari y la plataforma Stop Deshaucios también prevén otra concentración.

35.000 acciones por pobreza energética

En esta línea, el consejero catalán de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, ha afirmado hoy en declaraciones a Rac1 que la Generalitat ha hecho unas 35.000 actuaciones en familias en situación de pobreza energética y ha recordado que la ley "obliga a las eléctricas a avisar a servicios sociales antes de cortar la luz".

"La ley dice que la compañía eléctrica debe informar al ayuntamiento antes de cortar el suministro a ningún usuario. Esto es lo que tenemos que mirar si se ha hecho", ha defendido el conseller.

El Ayuntamiento de Reus y la compañía comercializadora, Gas Natural, se han estado culpando mutuamente de no haber comunicado que se trataba de un caso de vulnerabilidad social. El consistorio llevará el caso a la Fiscalía tan pronto tengan todos los datos, mientras que la Generalitat ha abierto un expediente informativo a Gas Natural con un plazo de cinco días para que presente alegaciones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios