Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo
Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo - AFP

El presidente del Parlamento Europeo pide a su oficina en Barcelona que rotule también en castellano

Antonio Tajani pide que en el futuro la representación del organismo europeo en Barcelona se utilice «tanto el castellano como el catalán» para sus rótulos en la vía pública, el mobiliario y su imagen corporativa

BruselasActualizado:

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha pedido este martes a la oficina que tiene la institución europea en Barcelona que en el futuro utilice «tanto el castellano como el catalán» en sus rótulos en la vía pública, el mobiliario y la creación de su imagen corporativa.

Tajani quiere que este encargo se cumpla «en el plazo más breve posible» y en coordinación con la Comisión Europea, con quien comparte locales en la Ciudad Condal y es, además, la responsable de la gestión del edificio en el que las dos instituciones europeas tienen su sede catalana.

El jefe de la Eurocámara ha reaccionado así tras una queja planteada por el eurodiputado independiente liberal Enrique Calvet, quien en una carta a Tajani criticó el «uso exclusivo» del catalán en la imagen corporativa y en la rotulación de las instalaciones, pese a ser un idioma «no comunitario».

Tajani también ha explicado en su respuesta al eurodiputado que la Eurocámara se instaló en Barcelona en 1998, en las mismas instalaciones que ocupaba la Comisión desde 1991, y por tanto comparten y aplican la misma práctica desde entonces en lo que afecta al uso de la lengua catalana.

A juicio de Calvet, sin embargo, es «inaceptable que el uso exclusivo de un idioma regional franco-español desplace y excluya al idioma español, única lengua oficial en toda España y también la única lengua comunitaria».

«Eso perjudica, confunde y dificulta la llegada de información a los europeos y a los europeos españoles», ha sostenido Calvet en otra queja dirigida esta vez al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a quien pida que siga el ejemplo de Tajani y tome medidas equivalentes en la oficina de la Comisión en Barcelona.

Calvet ha instado a cambiar estas prácticas porque, ha dicho, la delegación comunitaria en Barcelona «está al servicio de los europeos, como cualquier otra, y no puede ser un instrumento en manos del separatismo».

El eurodiputado también ha llamado la atención de Tajani por el modo en que se describían las actividades de las oficinas de la Eurocámara en Madrid y Barcelona. El presidente de la institución le ha informado de que tal descripción ha sido modificada y aclara que la sede «principal» de la institución en España está en Madrid y cuenta con «otra oficina abierta al público» en Barcelona.