Así se preparan los agentes desplazados a Cataluña

El Ministerio del Interior ha enviado a Barcelona el controvertido «camión botijo» antidisturbios, dotado de un cañón de agua capaz de derribar a los manifestantes. Una veintena de agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Córdoba han partido hoy en un autobús, rumbo a Cataluña, como parte del dispositivo de seguridad de cara al referéndum del próximo 1-O

Actualizado:

Los efectivos de las fuerzas de seguridad destinados a Cataluña como refuerzo se han puesto a punto para los días tan intensos que les esperan. El puerto marítimo de Barcelona les sirve de lugar de entrenamiento. Corren y hacen ejercicios entre los vehículos policiales y a escasos metros de los ferris que serán su casa durante estos días.

Una veintena de agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Córdoba han partido este lunes en un autobús, rumbo a Cataluña, como parte del dispositivo de seguridad de cara al referéndum del próximo 1-O, informa ABC Córdoba.Según ha podido saber este periódico, estos efectivos pertenecen a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y han salido desde la Comisaría de Campo Madre de Dios, donde han sido despedidos por un gran número de personas.

Además, el Ministerio del Interior ha enviado a Barcelona el controvertido ‘camión botijo’ antidisturbios, dotado de un cañón de agua capaz de derribar a los manifestantes, según las grabaciones a las que ha tenido acceso este periódico, ha informado la agencia Colpisa. El vehículo fue adquirido por las Unidades de Intervención Policial (UIP, antidisturbios) a finales de 2014 y costó cerca de 350.000 euros. La Policía decidió comprar este vehículo, único en dotación en las fuerzas de seguridad españolas, tras las protestas de indignadas en Madrid de 2013.

A pesar del coste, el ‘camión botijo’ no ha sido usado en ningún disturbio, si bien sí que ha sido exhibido por la Policía en contadísimos dispositivos de seguridad en Ceuta y Madrid. Los policías recelan de su utilidad para contener grandes masas.