Portada de la edición web de «Corriente della Sera»
Portada de la edición web de «Corriente della Sera»

La prensa internacional se sorprende con la ambigüedad del discurso de Puigdemont

«Le Monde» abre su versión web con el titular «Carles Puigdemont temporiza» y apuesta por «la ambigüedad»

Actualizado:

El presidente de la Generalitat Carles Puigdemont compareció este martes en el Parlamento catalán para asumir el «mandato del pueblo de que Cataluña sea un estado independiente en forma de república» y, a los ocho segundos, suspender esta declaración. Un mensaje ambiguo y contradictorio que la prensa internacional ha interpretado.

Primeras reacciones

Abrió la versión online de la «CNN» el titular «Spain split on hold», es decir, «Una España dividida a la espera». Dentro del texto «CNN» explicaba que Puigdemont ha demorado la declaración de independencia «para permitir que las conversaciones tengan lugar».

[Sigue aquí la última hora del desafío nacionalista]

Una visión parecida a la de «The Washington Post», aunque en su caso sin destacar nada la noticia. «El presidente catalán no declarara la independencia, pide un diálogo más profundo con España». «En un discurso muy esperado –apunta el periódico norteamericano–, Carles Puigdemont afirmó el derecho de Cataluña a ser un país independiente. Sin embargo, no se atrevió a declarar la región como un gobierno independiente, pidiendo un diálogo más profundo con el Gobierno español». Sobre el contexto de fondo, «The Washington Post» destacaba que el referéndum de Puigdemont había sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional de España «y tuvo un apoyo de menos del 50 por ciento de los ciudadanos catalanes».

La prensa francesa está siguiendo muy de cerca el desarrollo de los acontecimientos. No es de extrañar que «Le Figaro» abriese su edición online con el titular «Independencia de Cataluña: Puigdemont apuesta por el apaciguamiento». «El presidente regional, Carles Puigdemont, dijo en un discurso ante el parlamento que "Cataluña ha ganado el derecho a ser un Estado independiente". Sin embargo, reiteró su llamamiento para el diálogo, pidiendo que la declaración se posponga en las próximas semanas».

La cobertura de «Le Monde» es todavía más amplia durante toda la cuestión catalana, con un directo abierto para seguir la última hora. Abriendo su web informaban de que «Carles Puigdemont temporiza» y apuesta por la ambigüedad. Al mismo tiempo que declaraba la independencia, «suspendió esta declaración oficial de independencia para dejar la posibilidad de un diálogo con Madrid».

En Italia, el «Corriere della sera» también destacó en su edición web la noticia, abriendo. «Puigdemont suspende la independencia: "Noi non golpisti, via a negoziati”». «El presidente catalán, después de condenar la violencia policial, declara que quiere establecer un nuevo Estado. Pero luego toma tiempo y actualizará la proclamación la próxima semana», explicaba en su entradilla.

Horas más tarde

El tabloide británico «I» dedica la esquina superior derecha a lo ocurrido ayer en Cataluña y titula: «España se aleja del precipicio». De fondo, la imagen de un hombre y de una mujer cubiertos por sendas esteladas y con una expresión de confusión en sus rostros.

El «Financial Times» también dedica la parte superior de su portada al conflicto catalán. Junto a una fotografía del Parlament ayer, titula: «El líder catalán pone freno a la declaración de independecia».

El periódico galo «Le Figaro» abre su portada con el problema catalán y la actución que tuvo ayer Puigdemont. Con una fotografía del presidente de la Generalitat dirigiéndose al Parlament, espeta: «Cataluña: la independencia espera...».

Por su parte, la revista satírica francesa «Charlie Hebdó» presenta el dibujo de tres independentistas ataviados como terroristas –encapuchados, sujetan armas de fuego–, detrás de una mesa y exigiendo un debate. Además, titula: «Los catalanes, más idiotas que los corsos». [En Córcega también existe un movimiento secesionista]. La portada está siendo muy compartida en las redes sociales.

La noticia también ocupa la portada del diario italiano «La Repubblica». Acompañado de una imagen de Puigdemont subiendo las escaleras del Parlamento, el titular trata de reflejar, en una sola frase, las contrariedades de la sesión parlamentaria de ayer: «Cataluña independiente, pero negociamos».