Cataluña

El Papa da las riendas de la diócesis de Mallorca al obispo auxiliar de Barcelona tras la renuncia de Salinas

Taltavull asegura que no será un pastor «excluyente» ni «exclusivo» y que ejercerá su nuevo cargo a caballo entre Barcelona y la isla, ya que mantendrá sus atribuciones de obispo en la capital catalana

Sebastià Taltavull en un encuentro con el Papa Fransciso
Sebastià Taltavull en un encuentro con el Papa Fransciso - ABC
E. ARMORA Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cataluña

«Ejerceré mi labor pastoral en comunión sinodal, enraizado a la realidad del territorio, e intentando llegar a todo el pueblo, sin excepción». Con estas palabras definía, el obispo auxiliar de Barcelona, Sebastià Taltavull, el espíritu con el que asume sus nuevas funciones de administrador diocesano de Mallorca, cargo que desde hoy compaginará con su labor en la diócesis de Barcelona. Taltavull, oriundo de Menorca y considerado un obispo próximo al Papa Francisco y a su talante, se hará cargo por encargo del Pontífice de la diócesis balear en sustitución del hasta ahora obispo de la isla, Javier Salinas, que ha presentado su renuncia en medio de una agitada polémica sobre su supuesta relación sentimental con su secretaria.

Tras agradecer al Papa Francisco la confianza depositada en él, Taltavull, ha asegurado que no será un pastor «ni exclusivo» «ni excluyente» y que hará lo posible para que su trabajo en el arzobispado de Barcelona no se vea afectado por sus nuevas atribuciones, ya que compaginará los dos cargos hasta que el Vaticano nombre un obispo definitivo para la isla.

En una rueda de prensa, acompañado por el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, y por el cardenal emérito Lluís Martínez Sistach, Taltavull ha eludido comentar los motivos que han llevado al relevo de Salinas. «Soy incapaz de juzgar y creo que no hemos de hacerlo, el Papa ha aceptado la renuncia del obispo Salinas y hemos de atenernos a ello, ser respetuosos y humanos», se ha limitado a afirmar.

«Todas las atribuciones de un obispo»

Sí se ha pronunciado, sin embargo, sobre el trabajo realizado durante todos estos años en Mallorca por el anterior obispo, con el que mantiene una relación de amistad. «La Iglesia debe agradecerle su trabajo en la renovación de la catequesis y también su labor pastoral en la isla», ha indicado Taltavull, que desde hoy tiene todas las atribuciones de un obispo para regir la diócesis de Mallorca.

Por su parte, el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, que ha arropado al obispo auxiliar en su comparecencia ante los medios, ha expresado su satisfacción por el hecho de que «el Papa se haya fijado en un obipo de nuestra diócesis», que, según ha avanzado, «es generosa» y acepta compartir al obispo Taltavull.

Respecto al caso Salinas, monseñor Omella ha dicho: «Todos tenemos virtudes y defectos» y ha reconocido desconocer la labor que ha hecho en Mallorca, aunque ha precisado que sí le conoce personalmente porque ambos están en la Conferencia Episcopal Española (CEE) y que le parece «un hombre excelente».

Comunicado de la Santa Sede

El obispo auxiliar de Barcelona, Sebastià Taltavull, ha sido nombrado administrador apostólico de Mallorca, después de la renuncia presentada por monseñor Javier Salinas Viñals al gobierno pastoral de la diócesis de Mallorca. El Papa ha aceptado la renuncia de Salinas y le ha nombrado obispo auxiliar de la archidiócesis de Valencia y titular de Monterano, Forum Clodii, Foroclodien(sis) -Italia-, en la Región Eclesiástica de Lazio, según informa la Conferencia Episcopal Española. Así lo ha dado a conocer este jueves 8 de septiembre la Santa Sede, que ha comunicado al mismo tiempo que el Santo Padre ha nombrado a Sebastià Taltavull Anglada administrador apostólico en Mallorca. Taltavull estrenará su labor pastoral en Mallorca el próximo domingo oficiando la eucaristía de celebración de la fiesta de la patrona de la isla, la Virgen de Lluch, a la que se ha encomendado para hacer frente al encargo del Papa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios