Cataluña

El obispo Omella no oficiará la misa «nacionalista» de la Diada

Asistirá, no obstante, al acto institucional que organiza la Generalitat y que se celebrará mañana para conmemorar el 11-S

Juan José Omella tomó las riemdas del arzobispado de Barcelona el 26 de diciembre de 2015
Juan José Omella tomó las riemdas del arzobispado de Barcelona el 26 de diciembre de 2015 - ABC
E. ARMORA Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cataluña

La «misa nacionalista» de la Diada no estará este año oficiada por el arzobispo de Barcelona. El arzobispado confirmó ayer a ABC que monseñor Juan José Omella, al frente de de la diócesis barcelonesa desde el 26 de enero de 2015, asistirá al acto institucional de la Diada del sábado pero no oficiará la eucaristía del domingo, el único acto religioso que se celebra con motivo del 11-S. La misa de la Diada está organizada por la Liga Espiritual de la Virgen de Montserrat, una institución religiosa de fuerte carácter nacionalista creada en 1899 con el objetivo de fortalecer «la identidad catalana y defenderla de agresiones de dentro y fuera de Cataluña», y que se convoca para «honrar a los patriotas catalanes», según pregona en su página web.

«No le invitaron a presidirla»

Según ha podido saber este diario, la Liga remitió a comienzos de junio una carta al arzobispo en la que solicitaba una audiencia con él y le informaba sobre la celebración de la eucarística del 11 de septiembre, que sí fue presidida en años anteriores por el anterior arzobispo y cardenal, Lluís Martínez Sistach, pero no le invitaba formalmente a oficiarla. «Le queríamos hacer sabedor de la misa que promovemos cada 11 de septiembre en la iglesia de Santa María del Mar», le indicaba la Liga en la misiva.

Otros compromisos

Portavoces del arzobispado no quisieron pronunciarse ayer sobre los motivos por los que el obispo ha decidido no asistir a la misa. No obstante, fuentes consultadas por ABC próximas al arzobispado, mantienen que «es más una cuestión formal que política». El prelado ha aducido formalmente que tenía otros compromisos. No obstante, otros sectores entienden que, hábilmente, el obispo se excusa en motivos de forma para eludir una convocatoria de tanto contenido político.

La Liga Espiritual de la Virgen de Montserrat se fundó en 1899, en tiempos de la «Reinaixença», una época marcada por un fuerte sentimiento de reconstrucción nacional, según recuerda la Liga en su página web.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios