Álvaro, Jaime, Antonio, Javier, Luis, María, Ignacio e Isa, ayer en Madrid
Álvaro, Jaime, Antonio, Javier, Luis, María, Ignacio e Isa, ayer en Madrid - ABC
BARCELONA

Montan un «airbnb» para ofrecer cena y cama a los asistentes a la marcha por la democracia

Un grupo de jóvenes han organizado un grupo de Whatsapp para que participantes en la manifestación tengan alojamiento gratis

BARCELONAActualizado:

Compartir cena y techo como símbolo perfecto de la unidad entre catalanes y el resto de españoles. Javier Mowinckel, un joven madrileño de 25 años con raíces en Cataluña, decidió el pasado martes crear un grupo de Whatsapp con sus amigos de Madrid y también los que tiene en Barcelona para que se ayudaran mutuamente con tal de poder asistir mañana con las máximas comodidades a la marcha convocada por Sociedad Civil Catalana en favor de la democracia. Su idea: conectar a gente que estuviera dispuesta a abrir las puertas de su casa para dar cena y cama a quienes quisieran acudir a la manifestación.

«Todo lo que está ocurriendo estos días me está afectando. Tenía que hacer algo», explica a ABC Javier, que abrió el grupo de Whatsapp con cuatro barceloneses y otros cuatro madrileños. La directriz para todos ellos fue incluir a más gente solidaria para hacer más grande esta «familia». A partir de aquí, el grupo se inundó de mensajes del tipo «Hola, vivo en Sant Gervasio y tengo cuatro camas disponibles».

La iniciativa arrancó bajo el nombre de «Acoge a un madrileño» pero dada la envergadura que ha ido consiguiendo el título les ha quedado corto. En cuatro días, el grupo tiene más de 170 personas hablando y gracias a él, ciudadanos de Jaén, Cádiz, Sevilla y otros regiones de España tienen cobijo esta noche en el Área Metropolitana de Barcelona. Los jóvenes no saben calcular cuánta gente estará mañana en la marcha gracias a su iniciativa.

Habitaciones o camas hinchables

Algunos ofrecen una habitación, otros dos, otros tan solo pueden ofrecer una cama, un sofá o una cama hinchable en el salón. «Hay un grupo de chicas de Cadiz, que dormirán en casa de una abuela de Barcelona. Y mañana irán de la mano a la manifestación», comenta, a modo de ejemplo, Javier con ilusión.

Vistos el desbordamiento de su iniciativa, Javier y sus amigos han acabado organizando incluso viajes en autobús para estar mañana en Barcelona. De momento, han podido cuadrar siete vehículos, con unas 350 personas, que saldrán a las 12 horas desde el parquing del Santiago Bernabeu y la intención es que a las 8 horas ya estén en la capital catalana.

«En los tiempos que corren de durísimas declaraciones cruzadas, es un muy bonito ejemplo de cordialidad y compañerismo entre dos comunidades que siempre han rivalizado, pero que en el fondo son como dos hermanos inseparables», detalla Javier.

El joven, que ha podido dedicar esfuerzos porque actualmente estudia y está buscando un trabajo a tiempo parcial, sentencia que «lo más bonito de todo es que en este movimiento hay gente de PP, IU, Podemos u otros partidos y nos hemos unido para ayudarnos unos a otros en un momento en que los catalanes pensaban que estaban solos», sentencia.