Cataluña

Mendoza: «Catalán y castellano deben convivir sin violencia»

Sociedad Civil Catalana defiende el bilingüismo en la semana de la Diada

Eduardo Mendoza, ayer durante el acto organizado por SCC
Eduardo Mendoza, ayer durante el acto organizado por SCC - EFE
JANOT GUIL Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cataluña

La sala del Paraninfo de la Universidad de Barcelona se quedó pequeña ayer para acoger a las más de 400 personas que asistieron a un acto en favor del bilingüismo organizado por la entidad antiindependentista Sociedad Civil Catalana (SCC).

En la semana de la Diada -secuestrada por el independentismo- , y como contrapunto a iniciativas recientes surgidas al calor del «procés», como el manifiesto Koiné -que se presentó también en el Paraninfo de la UB y que aboga porque un futuro estado catalán sólo tenga la lengua catalana como oficial-, SCC organizó el acto «Razones para el bilingüismo». Fue una defensa en varios frentes -científico, social, jurídico y cultural- de la convivencia entre la lengua castellana y catalana en Cataluña, y que contó con la participación de expertos. Desde la pedagoga sueca Inger Enkvist al escritor barcelonés Eduardo Mendoza. El acto contó además con la asistencia de políticos del PP, C’s y del PSC.

El afamado autor de «La ciudad de los prodigios» apeló a la convivencia entre la lengua castellana y la catalana y afirmó que «tenemos que aprender a vivir sin violencia con las dos lenguas». Mendoza señaló que el bilingüismo es un hecho y que hay que aceptarlo. Y animó a luchar «para que ni de un lado ni de otro haya abusos e imposiciones». En un discurso plagado de vaivenes, el escritor catalán, cuya obra literaria es en su mayoría escrita en castellano, llegó afirmar que «no sé qué decir del bilingüismo» y dejó caer una frase que, según se mire, podría servir de munición a los partidarios de la inmersión en catalán. «No soy bilingüe porque nunca he tenido la necesidad de serlo».

"No hay que considerar si el bilingüismo es bueno o malo, sino afrontarlo como el hecho que es. Vivimos en una sociedad bilingüe, que participa de dos tradiciones literarias diferentes y tenemos que aprender a vivir con eso e instrumentar formas que nos permitan vivir sin violencia con esas dos leguas", señaló.

«Instrumento de convivencia»

Más ortodoxas fueron las intervenciones del resto de ponentes. Inger Enkvist, pedagoga y catedrática de Lengua y Literatura Española de la Universidad de Lund (Suecia), denunció que la inmersión crea en los alumnos «automatismos en su pensamientos» que son «negativos». Además, denunció el adoctrinamiento en la escuela catalana con el ejemplo de un libro para niños: «Abecedario de la independencia», que enseña las letras con ejemplos como «asamblea», «estado», etc.

A su vez, Ignacio Morgado, catedrático de Psicobiología UAB, detalló varios estudios científicos que demuestran las ventajas de ser bilingüe. Uno de ellos demostró que el bilingüismo, y el multilingüismo en general, contribuye a retrasar el proceso de degeneración neuronal vinculado al envejecimiento o el parkinson.

Finalmente, el vicepresidente de SCC, José Domingo, repasó las vicisitudes judiciales que han sufrido los castellanohablantes en Cataluña para reclamar una educación en esta lengua para sus hijos. Domingo atribuyó en gran parte el problema del castellano en Cataluña, y en otras comunidades, al hecho que «España carece de una ley que desarrolle la oficialidad del castellano».

Por parte de SCC también habló su presidente, Rafael Arenas, que cerró el acto reclamando que el bilingüismo «debe ser un instrumento de convivencia y no de confrontación».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios