Cataluña

Joaquim Molins dimite como presidente del patronato del Liceu

«Es el momento de un relevo, ya que por motivos de salud no puedo rendir al 100 por cien y el Liceu necesita un presidente al 100 por ciento», aseguró Molins

Molins, a la derecha, junto al director general del Liceu, Roger Guasch
Molins, a la derecha, junto al director general del Liceu, Roger Guasch - EFE
P. M.-H. Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cataluña

Joaquim Molins,presidente del Patronato del Liceu desde marzo de 2013, dimitió la tarde de ayer lunes de su cargo como máximo responsable del coliseo lírico barcelonés. Según ha informado el Gran Teatre, el nuevo presidente será nombrado el próximo 21 de octubre en una reunión del Patronato que se celebrará en la Generalitat de Cataluña con la presencia del president Carles Puigdemont.

Molins notificó su decisión en el transcurso de la comisión ejecutiva realizada ayer en el Liceu, dando a conocer su voluntad de ser relevado de forma inmediata en el cargo por motivos de salud, habiéndoselo comunicado previamente al president de la Generalitat; a partir de ahora, informó el Liceu, Molins pasará a formar parte del patronato como vocal de la Generalitat.

El dimitido presidente afirmó que «es el momento de un relevo, ya que por motivos de salud no puedo rendir al 100 por cien y el Liceu necesita un presidente al 100 por ciento». El sucesor lo designará el president Puigdemont previo consenso con los patrones y las administraciones. En círculos cercanos al Gran Teatre uno de los nombres que más se repiten para asumir el cargo es el del actual presidente del Consejo de Mecenazgo del Liceu, el empresario Salvador Alemany, quien ha venido realizando una gran labor como representante de las empresas que colaboran en financiar el coliseo.

El nombramiento de Molins se realizó tras las modificaciones de los estatutos del Gran Teatre en 2012, cuando se acordó que la presidencia recaería en un representante de la sociedad civil y dejaría de ser rotativa entre las administraciones.

Durante estos tres años, Molins ha liderado la implantación del Plan Estratégico y de Viabilidad 2014-17 con el objetivo de dar sostenibilidad económica al Liceu, así como mantener y reforzar la calidad artística, preservar el proyecto musical y desarrollar la función social del Teatro. Molins agradeció a las administraciones su confianza y destacó que «a pesar de haber sido un período no exento de obstáculos, los resultados obtenidos son evidentes con una relevancia artística y el reconocimiento público del Coro y la Orquesta». Además, defendió para el Gran Teatre «un modelo de gestión público/privado que permita la normalidad en el relevo en la presidencia del Patronato».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios