Intercambio epistolar entre Xavier Sardà y Oriol Junqueras

El periodista remite una carta al exvicepresidente de la Generalitat para pedirle que Cataluña vuelva a ser «un solo pueblo» y este le responde que para ello es necesario «el trato entre iguales»

Actualizado:

El periodista Xavier Sardà y el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, han protagonizado un intercambio epistolar en el que debaten sobre el conflicto catalán. En las cartas, publicadas en «El Periódico», Sardà pide a Junqueras que la prioridad sea volver a ser «un solo pueblo», y este le responde que para ello es necesario «el trato entre iguales».

La primera misiva la escribe el periodista, quien le asegura al exvicepresidente que, pese a las «muchas ocasiones en las que hemos discrepado», siente «desazón» por él, los exconsejeros y los «Jordis», encarcelados por decisión de la Audiencia Nacional. «Te transmito con estas palabras mi solidaridad personal y mi consideración», espeta.

«Te quiero (os quiero) fuera para continuar discrepando, hablando y conviviendo», continúa el periodista, al tiempo que le pide que la prioridad sea volver a ser «un solo pueblo», algo que, a su juicio, hace tiempo que ha dejado de ser así. «Es la prioridad», concluye.

Junqueras, por su parte, agradece al periodista sus palabras y le asegura que la estancia en prisión «no es agradable». «Somos gente fuerte y de firmes convicciones; lo cual no quiere decir que no suframos por todos aquellos a los que queremos».

Respecto a la petición del periodista, Junqueras lo expresa con la relación entre ambos, asegurando que siempre han tenido «respeto mutuo, trato de igual a igual». Y es precisamente este aspecto el que el exvicepresidente recalca: «Creo, sinceramente, que esta es la base también de la solución que pide el actual escenario político». Del mismo modo, insiste en que la relación que él tiene con su entorno —familia y amistades— representa ese «un solo pueblo» que reclama Sardà.

Junqueras explica a Sardà que, a su juicio, el reto que se debe plantear para el futuro es la manera de conseguir esa unión entre la sociedad catalana, fragmentada actualmente por la deriva secesionista. «Tenemos que aspirar a hacerlo entre todos», finaliza.