El líder del PSC, Miquel Iceta, durante la rueda de prensa en el Parlament
El líder del PSC, Miquel Iceta, durante la rueda de prensa en el Parlament - EFE

Iceta reivindica los valores fundacionales del PSC para reconciliar Cataluña

«No dejaremos que nadie rompa esta sociedad, tendrá que haber respeto a todos los sentimientos. Si no nos divide la lengua, tampoco nos dividirán las banderas», ha afirmado el primer secretario de los socialistas catalanes

BARCELONAActualizado:

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha reivindicado hoy los valores fundacionales del PSC -unidad civil, reconciliación y combate de las desigualdades- como una base que permita reconciliar la sociedad catalana, ahora en tensión por el debate independentista.

«No dejaremos que nadie rompa esta sociedad, tendrá que haber respeto a todos los sentimientos. Si no nos divide la lengua, tampoco nos dividirán las banderas», ha asegurado durante el acto organizado por los socialistas catalanes para despedir su sede histórica, ubicada desde hace 38 años en la calle Nicaragua de Barcelona.

Iceta ha explicado que cuando recogían las cosas para trasladarlas a las nuevas oficias centrales, en la calle Pallars, encontraron un manifiesto en el que se ponían de relieve estos valores bajo el título «La lengua no nos dividirá, somos y seremos un solo pueblo».

Iceta ha repasado los nombres de algunas de las personas que han trabajado en los despachos de la calle Nicaragua en los últimos 38 años, como Joan Reventós, Ernest Lluch y Carme Chacón, entre otros. y ha destacado que esta nostalgia «es buena siempre que no se quede uno atrapado en ella».

«Otros partidos han cambiado de sedes, en otros las tiene la justicia, pero un partido capaz de celebrar un cambio, agruparse y recordar y sacar lecciones de su recuerdo, como nosotros, pocos», ha resuelto.

Presencia de José Montilla

Por su parte, el expresidente de la Generalitat José Montilla ha recordado algunos de los momentos que vivió en la sede de la calle Nicaragua, ha defendido que el cambio de sede es un cambio «para bien» y ha afirmado que el PSC es uno de los responsables de los cambios que ha tenido la sociedad catalana.

Además, ha sostenido que la sociedad catalana necesita a un PSC fuerte para afrontar los nuevos retos que existen: «El reto de rehacer la economía, afrontar los graves problemas de desigualdad creciente, la fragmentación de la sociedad fruto del proceso y la recuperación de las instituciones de autogobierno».