El presidente de Francia, Emmanuel Macron
El presidente de Francia, Emmanuel Macron - REUTERS

Francia asegura que no reconocería una declaración unilateral de independencia de Cataluña

La ministra de Exteriores gala indica que «la primera consecuencia» de una secesión «sería que Cataluña saldría automáticamente de la UE»

PARÍSActualizado:

El Gobierno francés reiteró que no reconocería una eventual Declaración Unilateral de Independencia (DUI) por parte de las autoridades catalanas, y aseguró que «la primera consecuencia» de una secesión «sería que Cataluña saldría automáticamente de la Unión Europea (UE)».

«Si hubiese una declaración de independencia, esta sería unilateral y no sería reconocida», afirmó la secretaria de Estado francesa de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, en una entrevista con el canal CNews. Además, ante una eventual secesión «la primera consecuencia sería que Cataluña saldría automáticamente de la UE», por lo que Loiseau instó a «superar la crisis a través del diálogo de todas las fuerzas políticas españolas».

«Evidentemente, no podemos reducir Cataluña a la consulta que los independentistas hicieron hace diez días, sería un error de lectura. Era contraria a la Constitución y no había ningún medio de verificar su calidad, ni el censo electoral, ni el desarrollo del escrutinio», enfatizó Loiseau.

La política francesa subrayó que los independentistas catalanes «están en la ilegalidad según la Constitución española», y que Francia «no tiene ninguna razón de pensar de forma diferente» a lo que dice la Carta Magna. Recordó que su país es «socio y aliado» de España, «una gran democracia», por lo que llamó a «no inmiscuirse en sus asuntos internos».

Para la secretaria de Estado las competencias tanto del Gobierno regional catalán como de las demás comunidades autónomas españolas «son especialmente fuertes y no tienen nada que ver con las de las regiones francesas». «No vamos a reinventar un sistema institucional en un país que ya ha hecho mucho para que sus regiones puedan decidir de forma autónoma su destino», subrayó.

El Gobierno francés se ha distinguido en las últimas semanas por ser uno de los más contundentes dentro de la Unión Europea en su defensa de la integridad territorial de España y de la búsqueda de una solución dentro de la Constitución.