Los Mossos, en un colegio electoral. | Vídeo: Enfrentamientos con Poicía y Guardia Civil - AFP

La Delegación de Gobierno justifica la intervención policial porque en los Mossos se ha impuesto la línea política

«Nos vemos obligados a hacer lo que no queríamos hacer», ha asegurado Enric Millo

BARCELONAActualizado:

El delegado del Gobierno, Enric Millo, ha explicado este domingo que la Policía Nacional y la Guardia Civil están interviniendo en los colegios electorales por la falta de acción de los Mossos. «Nos vemos obligados a hacer lo que no queríamos hacer», ha explicado Millo después de que los cuerpos policiales hayan empezado a actuar en algunos colegios para retirar urnas, mover a manifestantes que montaban guardia frente a los colegios electorales e impedir el referéndum.

[Sigue en directo la última hora del 1-O]

En rueda de prensa en la sede de la Delegación, ha recordado que los Mossos tenían la obligación de evitar que se abrieran los colegios electorales, pero «se ha impuesto la línea política por encima de la profesional» en el cuerpo policial y no ha sido así. Millo ha recordado la obligación de los cuerpos policiales de impedir la votación a instancias del Tribunal Constitucional (TC) y del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC): «Debemos velar por la seguridad de todos los catalanes».

En este sentido, Millo ha pedido comprensión a los ciudadanos ante la intervención policial porque, según ha dicho, «el objetivo no son las personas, sino el material electoral» que hay dentro de los colegios. El delegado del Gobierno ha insistido en desacreditar el referédum y ha subrayado que se ha liquidado cualquier indicio de respeto democrátio. «No toleraremos que unos cuantos quieran imponer sus objetivos», ha dicho Millo.

Ha lamentado «la irresponsabilidad descomunal de poner en riesgo a niños y ancianos» ante los colegios electorales, a sabiendas de que la policía tenía orden de impedir la votación, y ha pedido colaboración a los ciudadanos.

Millo también ha criticado que «por primera vez en la historia se han cambiado las reglas del juego a 45 minutos» de empezar una votación, en alusión al anuncio del Govern de que habrá censo universal y que los ciudadanos podrán votar en cualquier colegio, sin necesidad de sobres y pudiendo imprimir las papeletas en casa. Considera que estos cambios corroboran que es todo una farsa y que lo de este domingo no es en ningún caso un referéndum con garantías. «No tienen nada para montar una votación mínimamente seria», ha insistido.