Cataluña

Barcelona: paraíso «geek»

El Barcelona Games World convirtió la ciudad condal en la capital española del videojuego

Los visitantes pueden experimentar los últimos videojuegos
Los visitantes pueden experimentar los últimos videojuegos
MARIA SABATÉ Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cataluña

«Bienvenidos al futuro». Un cartel con esta insignia recibe a los visitantes del área de Sony PlayStation, sin duda, el «stand»más popular del Barcelona Games World (BGW), un certamen dedicado a los videojuegos que se estrena este año en la capital catalana tras una edición en Madrid y que prevé atraer hasta mañana a 100.000 personas. La zona «PlayStation» está repleta de gente ansiosa por probar las gafas de realidad virtual, que se pondrán a la venta el próximo jueves.

Las gafas, la novedad que genera más expectativa del evento, permiten a uno ver la ficción como si entrara en la pantalla y se juega en un entorno de 360 grados. «Hay una gran diferencia con visualizar el juego a través de una pantalla, es una experiencia alucinante, es muy inmersivo», exclama un chico al salir de la pequeña caseta, que está ambientada como una película de miedo y en donde se permite jugar en primicia a la demo de «Resident Evil 7 Biohazard». «Da tanto miedo se oyen los gritos de los otros jugadores desde fuera», explican los asistentes. La realidad virtual, que promete ser el futuro del videojuego, no hace más que recibir aplausos y de hecho, esta semana, Facebook anunció que invertirá 250 millones de dólares en el desarrollo de aplicaciones de este tipo.

Entre las novedades que pueden catarse en los «stands» también destacan «Mafia III», «Final Fantasy XV», o «Call of Duty Infinite Warfare». El salón, además, ofrece originales promociones y presentaciones, como la de la franquicia de «Dragon Ball Xenoverse 2», que ofrece actuaciones en su stand con personajes de la famosa saga, o la de «NBA 2K17», que han trasladado a la Fira de Barcelona una auténtica pista de baloncesto.

Eduvigis, una «gamer», explica que tanto ella como sus amigos, también aficionados a los videojuegos, acuden a este tipo de eventos para probar juegos que están a punto de salir al mercado.Para ellos, es importante tener una referencia antes de hacer la inversión que supone una compra así –que va de los 40 a los 100 euros– y «además es una oportunidad para buscar ofertas», comenta.

Iniciativas solidarias

La feria, además, es el perfecto escenario para promocionar iniciativas de carácter solidario, como «Blood Sport», una nueva start-up sin ánimo de lucro que junto al Banc de Sang i Teixits quiere recaudar 100 litros de sangre en el salón. Así, ofrecen un espacio para que dos jugadores compitan al juego bélico «Battlefield» con la condición de que quien pierda tiene que donar sangre. De esta forma, uno muere virtualmente, pero puede dar vida a otra persona en la realidad. Lucas, la mente pensante del proyecto, destaca que la franja de edad que menos dona es la que comprende de los 18 a 35 años, justo el perfil del asistente al BGW.

Juegos ochenteros

El BGWtambién es un viaje al pasado porque RetroBarcelona, la feria del videojuego clásico, comparte recinto con la feria. Los «geeks» más melancólicos, que no son pocos y que suelen ser los mayores de treinta años, pueden divertirse entre Arcade’s, Nintendo’s y consolas conectadas a televisiones de tubo al más estilo ochentero.

Finalmente, el BGW tiene la zona «Co-Op business Zone», una especie de bar restringido a los empresarios, inversores, desarrolladores y «publishers» en los que los desarrolladores independientes muestran sus videojuegos y esperan hacer «networking» y conseguir que alguien cace su talento. La feria, además de ser un divertimiento, espera ser una palanca para el crecimiento la industria del videojuego, un sector en auge y que prevé todavía más de alto crecimiento en el futuro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios