Cataluña

Archivan el caso del accidente de autobús de Freginals sin tomar declaración al conductor

Los Mossos concluyeron que la causa del accidente en el que murieron 13 estudiantes fue el cansancio del conductor, que cumplió con los descansos

La juez sostiene que el conductor circulaba de forma estable y le exculpa de los delitos de homicidio imprudente y lesiones

Estado en el que quedó el autobús tras el accidente
Estado en el que quedó el autobús tras el accidente - EFE
ABC. ES Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cataluña

El Juzgado de Instrucción 3 de Amposta (Tarragona) ha archivado el procedimiento penal abierto por homicidio imprudente y lesiones contra el conductor del autocar que sufrió un accidente en Freginals el 20 de marzo en el que murieron 13 universitarias de Erasmus y 34 personas resultaron heridas.

La juez sostiene en su auto que el conductor, al que los Mossos d'Esquadra denunciaron por 13 homicidios imprudentes, circulaba «de forma estable», a la velocidad máxima permitida -100 kilómetros por hora-, tras haber respetado los tiempos de descanso establecidos, y descarta que se distrajera utilizando al volante alguno de los dos teléfonos móviles que llevaba.

El conductor del autocar, por su parte, estaba citado a declarar como investigado para los próximos días, ya que no había podido ser interrogado hasta ahora por encontrarse convaleciente debido a las heridas sufridas en el siniestro.

Con todo, y a la luz de los informes de que dispone, que descartan responsabilidades penales en el accidente, el juez ha considerado finalmente que no es necesario tomar declaración al conductor, teniendo en cuenta además que sigue afectado por las lesiones sufridas.

El informe pericial de los Mossos d'Esquadra concluía que la causa del accidente se debía al cansancio del conductor. Cuando se produjo el accidente el conductor también había cumplido con el tiempo de conducción ininterrumpida porque llevaba al volante 1 hora y 47 minutos, además de que no fue a cenar y se quedó descansando.

La juez toma esta decisión tras tomar declaración a las víctimas, a los trabajadores de la empresa de autobuses y a sus directivos, recibir informes periciales de los Mossos d'Esquadra, el informe del tacógrafo sobre descansos, velocidad y trayectoria, el informe de carreteras y los informes forenses.

Pese a no aparecer indicios de la comisión de los delitos que se le imputan, la juez deja abierta la puerta a las responsabilidades civiles en las que haya podido incurrir.

La juez describe tras la investigación que a las 5.51 horas de ese 20 de marzo el autocar circulaba por la autopista AP-7 a la altura del kilómetro 333,2 en sentido La Jonquera cuando se salió de la vía por el margen derecho, y una vez reincorporado a la vía se volvió a salir por el lado izquierdo, en la zona de la mediana que separa los dos sentidos de la circulación.

Como consecuencia el vehículo volcó por su lateral izquierdo por encima de la barrera de protección lateral invadiendo por completo el carril izquierdo de la AP-7 en sentido Alicante y parte del carril derecho del mismo sentido, cuando fue investido por un turismo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios