Brote

La residencia de mayores carecía de médico cuando arrancó el brote de gastroenteritis

La Junta admite la situación, pero asegura que los afectados fueron atendidos por doctores del Hospital del Bierzo

Los primeros análisis detectan salmonella en uno de los pacientes que continúa ingresado

Residencia mixta de mayores en Flores del Sil, en Ponferrada
Residencia mixta de mayores en Flores del Sil, en Ponferrada - ICAL
D.L.GONZÁLEZ Ponferrada - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

La residencia de personas mayores de Flores del Sil, en Ponferrada (León), no tenía médico interno en el momento en que se registró el brote de gastroenteritis que afectó a 47 ancianos y costó la vida a otro. La Junta de Castilla y León admitió este jueves ese extremo, que horas antes había sido denunciado por el sindicato Comisiones Obreras.

Fue el delegado territorial del Gobierno Autonómico en la provincia de León, Guillermo García, quien reconoció que el geriátrico carecía de doctor cuando se detectó el pico de infecciones, aunque trató de quitar trascendencia a esa circunstancia, matizando que existe «el sistema público de salud y había médicos del Hospital del Bierzo tratando de atender la situación». García zanjó la cuestión asegurando que ya se ha «enviado otro médico para paliar la situación».

De esta forma, el delegado de la Junta en León daba veracidad a la denuncia pública lanzada por el sindicato Comisiones Obreras, que exigía explicaciones por la falta de ese médico. La sindicalista Agripina de la Mata, vocal de CC.OO. en el comité de empresa de Sanidad y Familia de León, y trabajadora del geriátrico advirtió que «no había médico, porque no se había cubierto la plaza vacante de la persona que renunció a su puesto ni la del otro facultativo, que se encuentra de vacaciones». Es una información que algunos empleados de la residencia han trasladado al sindicato y que no pudo confirmar de una manera oficial. «Aunque estuve tres horas esperando a la puerta del director, no he sido recibida. Hablé con él por teléfono y no ha sido capaz de explicarme lo que está ocurriendo», indicó. «Si eso se confirma, es penoso». Ante esa situación, Agripina de la Mata advirtió de que sólo podía «trasladar es la percepción que yo tengo, de preocupación, enfado, desencanto...».

Horas después, el delegado de la Junta, que participó en Ponferrada en los actos festivos en honor a la Virgen de la Encina, reconoció que ya se estaban realizando los trámites «necesarios para cubrir el puesto, pero es verdad que en ese momento no lo había (médico interno)». Además, Guillermo García aplazó hasta la próxima semana, la divulgación de los primeros resultados de las analíticas que pueden determinar el origen de la infección.

Al hilo de ello, la Consejería de Sanidad de la Junta anunciaba que se había detectado salmonella en uno de los cultivos de heces realizados a uno de los pacientes hospitalizados como consecuencia del brote de gastroenteritis en la residencia de personas mayores de Ponferrada. No obstante, apeló a la cautela hasta que se pueda confirmar oficialmente ese extremo, en el plazo de las próximas 48 horas. En paralelo, los servicios sanitarios mantienen abierta la investigación para esclarecer si el origen de la infección masiva se encuentra en algún alimento, a partir de las muestras testigo que se conservan, o si proviene de posibles portadores sanos, para lo cual están «tomando muestras y realizando coprocultivos a los trabajadores de la residencia vinculados a la cocina y al comedor». A través de una nota oficial, el Ejecutivo Autonómico explicaba que las Consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades y de Sanidad se mantienen «en permanente contacto para analizar las circunstancias de este brote y conocer la evolución de los afectados».

Una mujer sigue muy grave

De acuerdo con la información oficial facilitada a jueves día 8, de las siete personas que fueron ingresadas en el Hospital del Bierzo aquejadas de gastroenteritis y procedentes de la residencia de Flores del Sil, una mujer que tenía patologías previas se encuentra en estado muy grave; otro paciente ha sido dada de alta; tres mantienen tratamiento e hidratación parenteral, con pronóstico menos grave; y los otros dos han iniciado dieta e hidratación oral. A nivel general, la Junta habla de una «evolución favorable» y destaca que no se ha producido ningún nuevo caso.

Por su parte, el director general de Salud Pública del Ejecutivo autonómico, Agustín Álvarez, visitó a los ingresados en el hospital de Ponferrada y a los usuarios y trabajadores de la residencia. Así, en cuanto a las personas mayores que aún tienen síntomas y que permanecen en la residencia, la Junta informó de que «evolucionan favorablemente». Sólo siete personas manifestaban síntomas ayer, además de que no se ha producido ningún nuevo caso, según destacaron los responsables de la Consejería, que mantienen abierta la investigación para averiguar las causas de este brote.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios