Crisis en el PSOE

Puente carga contra los críticos del PSCL que forzaron el adiós de Sánchez

Ve una «indisciplina» que no se plegaran a lo aprobado por la Ejecutiva regional

El alcalde Óscar Puente, ayer, durante una rueda de prensa
El alcalde Óscar Puente, ayer, durante una rueda de prensa - ICAL

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, intentó ayer echar algo más que un capote al secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, después de que el sábado en el Comité Federal, entre la veintena de cargos socialistas de la Comunidad presentes fueran mayoría los que no votaron lo mismo que Tudanca. Según Puente, el dirigente regional del partido no está cuestionado tras el cónclave de Ferraz que forzó la dimisión de Pedro Sánchez. Es más, aseguró que Tudanca cuenta con el «respaldo inmensamente mayoritario» del partido, sus órganos, sus militantes y los responsables políticos.

Y fue más allá incluso que el propio secretario regional. Puente no dudó en calificar como «acto de indisciplina» que la mayoría de los representantes de Castilla y León votaran en contra de la celebración de un congreso exprés, opción que Tudanca sí apoyó. «Se saltaron a la torera» el mandato de los afiliados y de la Ejecutiva Autonómica, consideró el regidor vallisoletano, para quien «ha habido una clara disociación entre lo que piensan los afiliados y lo que piensan algunos que los deberían representarles, que se saltan el mandato de los militantes».

Sin embargo, el propio Tudanca, en una rueda de prensa el domingo, intentó quitar hierro al asunto y para no echar más sal a la herida abierta en el seno socialista defendió la libertad de voto dentro de su partido, aunque sí advirtió a quienes no se posicionaron de su lado de que deberán «dar explicaciones». El secretario regional del PSCL fundamentó su «sí» a ese congreso exprés en el acuerdo adoptado el viernes en la Ejecutiva, que, con 18 votos de los 20 presentes (aunque la forman 34), lo apoyó.

«Mal precedente»

«¿Con qué cara la gestora exigirá ahora disciplina con las decisiones que tome cuando no se han cumplido los mandatos de la ejecutiva del partido y el comité federal?», se cuestionó Óscar Puente, para quien la actitud de esos castellano y leoneses críticos sienta un precedente «muy malo», informa Ical. Tanto, añadió, que habrá «vía libre» para cometer actos de discrepancias, públicos y privados, ante las decisiones que tomen desde los órganos del partido.

Además, Puente comparó al PSOE con un barco «sin rumbo, sin timón», que «dentro de poco» se quedará «sin marineros» y, si se sigue «a este paso», incluso «no habrá barco». Y exigió a los que «descabezaron» a que presenten un plan y una alternativa para la formación.

Toda la actualidad en portada

comentarios