El PSOE propone un cementerio público para mascotas
El PSOE propone un cementerio público para mascotas - ICAL
Sociedad

El PSOE propone un cementerio público para mascotas en Salamanca

Esta propuesta pretende «evitar que los ciudadanos vulneren la ordenanza municipal que prohíbe el abandono de cadáveres de animales»

SalamancaActualizado:

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Salamanca ha propuesto, en la sesión de la Comisión de Medio Ambiente celebrada este miércoles, que se estudie la viabilidad de instalar un cementerio municipal público de mascotas en la ciudad.

En la actualidad, los dueños de mascotas fallecidas en la capital solo tienen la posibilidad de acudir, o bien al servicio de recogida municipal de animales muertos, o a un cementerio o crematorio gestionados por protectoras, asociaciones o entidades de carácter privado y que además tienen estas instalaciones ubicadas fuera del término municipal de la ciudad de Salamanca, ha apuntado el PSOE.

Por ello, a juicio del Grupo Socialista, esta propuesta pretende «evitar en gran medida que los ciudadanos vulneren la ordenanza municipal de animales de compañía que prohíbe el abandono de cadáveres de animales de toda especie, tal y como ha ocurrido en algunas ocasiones, así como su inhumación o incineración en lugares o la vía pública por parte de sus propietarios, actitudes ambas que acarrea sanciones a los infractores».

La propuesta, «bien acogida» según el PSOE por muchas asociaciones animalistas y vecinales a las que ha consultado, debe contar previamente para su puesta en marcha con los informes técnicos y jurídicos favorables desde el punto de vista medioambiental y sanitario, informes que serían vinculantes a la hora de establecer la viabilidad de esta iniciativa, ha apuntado el Grupo del PSOE en el Consistorio.

En este mismo sentido, los socialistas han puesto de relieve que otra propuesta de su grupo, la del «sacrificio cero de animales abandonados (no por razones sanitarias, y/o de enfermedad y/o de conducta grave)», será incluida en la próxima ordenanza municipal sobre animales de compañía que está elaborando el Consistorio, ordenanza que data del año 1999 y que «ha quedado anticuada».