En primer término, Sara Gutiérrez y Alba Moreno, las autoras de la idea
En primer término, Sara Gutiérrez y Alba Moreno, las autoras de la idea - M. ÁLVAREZ
Desde el aula

Un proyecto empresarial para combatir el acoso

Dos alumnas desarrollan en clase una iniciativa contra el bullying que ha recibido premios en España y Europa y por la que ya se han interesado centros escolares de todo el país

ZamoraActualizado:

Se puede abordar la prevención y detección del acoso escolar como un negocio? La respuesta afirmativa la han ofrecido dos alumnas zamoranas que han desarrollado un proyecto empresarial de tipo social al diseñar la creación de una plataforma educativa orientada a combatir el bullying.

El proyecto ha ido tomando forma a lo largo de los dos últimos años y durante este tiempo ha ido cosechando premios, primero uno local, luego distinciones a nivel regional y nacional y lo último ha sido su participación en Bulgaria como representante español en unos galardones europeos de emprendimiento. De forma paralela a los reconocimientos, las estudiantes Sara Gutiérrez y Alba Moreno han ido desarrollando y perfeccionando su modelo de negocio para hacer frente al bullying en la escuela.

Todo comenzó en cuarto de ESO, en la asignatura de Iniciativa Emprendedora del colegio Nuestra Señora del Rocío del barrio zamorano de San José Obrero. Ahí, tutorizadas por la profesora Beatríz San Cipriano comenzaron a desarrollar el proyecto y allí es también donde han comenzado a implantarlo, a modo de prueba piloto. La iniciativa consiste, a grandes rasgos, en crear una plataforma educativa contra el bullying con soporte facilitado por las nuevas tecnologías y con una figura, la de los agentes de prevención elegidos entre los propios alumnos, como una de las claves para hacer frente entre iguales al acoso escolar.

Junto a esos «estudiantes-policía» que velan en el aula, entre sus propios compañeros, porque no haya acoso escolar, el proyecto dispone de diversos materiales educativos específicos, adaptados a los padres, a los profesores o incluso a los alumnos que van a ejercer la labor de agentes de prevención.

Además, pretende contar con una serie de profesionales como abogados o psicólogos que hagan labores de asesoramiento y apoyo ante las situaciones de bullying que se detecten. También está previsto cuando se implante la iniciativa que los alumnos dispongan de un servicio de chat 24 horas para que aquellos que sufren el acoso escolar puedan denunciarlo, recibir consejo y pautas sobre cómo actuar.

El proyecto pretende contar con una serie de profesionales como abogados o psicólogos que hagan labores de asesoramiento y apoyo ante las situaciones de bullying que se detecten

Elegir este proyecto y no otro para desarrollar en la asignatura de Iniciativa Emprendedora fue algo que marcó la actualidad informativa, ya que cuando lo idearon, el tema del bullying estaba presente en los medios de comunicación por un caso que tuvo trágicas consecuencias para el alumno que lo sufría. Luego vino el trabajo para convertir esas ideas de partida en proyecto empresarial y más tarde llegaron los reconocimientos. Primero fueron seleccionadas para participar en la I Jornada de Emprendimiento y Networking del Instituto de Enseñanza Secundaria María de Molina de Zamora, donde ganaron el primer premio en su categoría. Luego fueron seleccionadas a nivel nacional en el concurso Incubadora Desafío Emprende de La Caixa, lo que permitió a las estudiantes zamoranas de la plataforma contra el acoso escolar acceder a formación específica. Eso dio a estas alumnas la posibilidad de avanzar en el desarrollo del proyecto, sobre todo desde el punto de vista de su comercialización y difusión pública.

La iniciativa de estas dos alumnas cosechó también otros premios el Joven Innovador del periódico El Mundo y hace dos meses llegó el último reconocimiento. Sara Gutiérrez y Alba Moreno fueron seleccionadas como representantes españolas en un certamen europeo de emprendimiento innovador joven y viajaron a Bulgaria para presentar su proyecto, en inglés y ante un tribunal profesional.

Al margen de la labor de divulgación de la iniciativa, la prueba realizada en el colegio Nuestra Señora del Rocío también dio sus frutos y ya ha habido centros de toda España de la congregación del Amor de Dios a la que pertenece el colegio zamorano que se han interesado por poner en marcha la iniciativa.

Hoja de ruta

En la hoja de ruta para 2018, las promotoras de la plataforma educativa contra el bullying pretenden publicitar el proyecto a través de una página web propia para la que ya tienen listos todos los contenidos. El objetivo es poder presentar la iniciativa a centros escolares, instituciones y administraciones educativas con el fin de lograr financiación para su desarrollo.

Sara Gutiérrez y Alba Moreno confiesan que al principio no les resultó fácil llevar a la práctica y al mundo empresarial lo que era un proyecto netamente social, pero con el tiempo le fueron dando forma y ahora su meta es que su plataforma contra el acoso escolar pueda extenderse al mayor número de centros docentes posible.