Félix Cuadrado Lomas en su taller de Simancas (Valladolid)
Félix Cuadrado Lomas en su taller de Simancas (Valladolid) - F. HERAS
Cultura

«Un premio sin dinero es como recibir humo»

Félix Cuadrado Lomas mantiene su renuncia mientras el premio no recupere su dotación económica

VALLADOLIDActualizado:

«Un premio sin dinero es como recibir humo, así es muy fácil darlos pasando nosotros como altruistas». Así ha reflexionado el pintor Félix Cuadrado Lomas, tras ser ratificado este pasado miércoles por el jurado que el pasado viernes le concedió el Premio Castilla y León de las Artes 2017, y que mantiene su «renuncia irrevocable» a este galardón mientras su convocatoria no recupere la dotación económica «que tuvo hace cinco años».

Cuadrado Lomas (Valladolid, 1930), no obstante, ha agradecido el interés que hacia su persona han mostrado el jurado y las entidades que le propusieron para este galardón, entre ellos el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero; el centro educativo que lleva su nombre en el municipio de La Cistérniga, y una asociación cultural de Simancas.

«Me niego a recibirlo, no le voy a recoger porque así no me interesa. No es lógico ni es justo que no tenga dotación. Renuncio al premio si no es como estaba hace cinco años», ha declarado el pintor a la Agencia Efe después de conocer la decisión del jurado para analizar una situación excepcional e inédita en 34 años.

El jurado, según el extracto del acta remitida a los medios informativos, «toma conocimiento de que D. Félix Cuadrado Lomas ha hecho renuncia pública al Premio Castilla y León de las Artes 2017», fallado el pasado viernes, al tiempo que «ha decidido no entrar a valorar la posibilidad de ningún otro candidato».

«Si quieren dar mi nombre el día que se entreguen los premios, no lo podré evitar porque es legal, que lo hagan, pero que también digan públicamente en el mismo acto la razón por la cual no lo quiero recoger», ha precisado.

Cuadrado Lomas ha insistido en que admitirá el premio cuando éste recupere la consignación económica que tuvo, 18.000 euros en el momento en que fue suprimida, cuya erradicación ha considerado «un error» del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

El pintor, dueño de una trayectoria artística de más de seis décadas, ha expresado su malestar por esta polémica que en los últimos días ha trastocado su vida y ritmo de trabajo, y lamentado que ningún miembro del Gobierno autonómico haya hablado directamente con él para explicar sus razonamientos.

«Renuncio al premio rotundamente, de forma irrevocable y durante estos días me han felicitado muchas personas y amigos que me han dado la razón por justicia y congruencia», ha manifestado desde su casa y estudio en la villa de Simancas (Valladolid), donde durante los últimos meses ha acumulado obra nueva para una exposición.

La Junta de Castilla y León «ha hecho un ridículo monumental de tacañería y de miseria» por no acompañar los premios de una consignación económica que realce la dignidad de la cultura y de los galardonados, ha persistido en su reclamación.

En este sentido, ha vinculado la categoría de este tipo de reconocimientos con su provisión económica, y puesto el ejemplo del Cervantes de la las letras.

«Lo han politizado ellos porque yo no me he metido en políticas», argumentado antes de recordar que siempre ha vivido de la pintura, «algo que no todos pueden decir».